Tijuana, BC. La industria de manufactura en Tijuana cerrará este 2017 con un aumento anual de producción de entre 5 y 6%; la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) es clave para el repunte.

El presidente de la Asociación de la Industria Maquiladora y de Exportación (Index) Tijuana, Luis Manuel Hernández, dijo que desde que inició el año las empresas retuvieron las inversiones; sin embargo, en los siguientes meses inyectaron capital que se convirtió en ampliaciones de plantas que ya operaban o incluso llegaron nuevas compañías.

Además, parte de la estrategia fue reforzar sus niveles de producción como una medida para estar preparados ante los cambios que pudieran surgir de las renegociaciones para el nuevo acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá.

El presidente de la Asociación de Industriales de la Mesa de Otay, Salvador Díaz, explicó que la tendencia al crecimiento durante el 2017 también deberá verse reflejada el próximo año, ya que la inversión extranjera continúa llegando al estado; sin embargo, pese a la renegociación del TLCAN, Tijuana mantiene ventajas sobre otras regiones: el costo de mano de obra y su ubicación geográfica a un lado de California, el estado con mayor poder adquisitivo de la Unión Americana.

Por ejemplo, en el caso de las empresas de manufactura en la ciudad, cerca de 60% del gasto de operaciones es para el pago de salarios de los trabajadores.

“Si comparas que en California, por ejemplo, un trabajador gana entre 14 y 15 dólares la hora, significa que a la semana puede ganar por lo menos 112 dólares, mientras que aquí en Tijuana un trabajador de maquiladora gana entre 20 y 30 pesos la hora, es decir, menos de 2 dólares”, indicó Salvador Díaz.

Los ojos de la industria están fijos no sólo en la renegociación sino también en la reforma fiscal recientemente presentada por el presidente estadounidense, Donald Trump.

La manufactura que se instala en la frontera mantiene ventajas sobre otras regiones, e incluso sobre los cambios fiscales que se proponen, como el costo de traslado de las producciones desde Tijuana hacia cualquier estado de la Unión Americana.

En la mira, otros países

“Aun así estamos en un momento de mirar hacia otros países, esperamos inversión de Corea del Sur y también de la Unión Europea”, señaló.

Díaz dijo que incluso hay reuniones con nuevos personajes interesados en comprar producción de Tijuana, uno de ellos es Haití, con quien sostuvo reuniones para otro nuevo encuentro que permita la oferta de un listado de productos, relacionados principalmente con la energía sustentable.

estados@eleconomista.mx