Querétaro, Qro. El estado se caracteriza por su vocación manufacturera, localizada principalmente en la zona metropolitana; el decrecimiento de este sector mermó la demanda de suelo industrial.

Por tanto, el desarrollo de la industria logística podría incidir en recuperar el nivel de ocupación de suelo industrial, tras la contracción que experimentó la actividad manufacturera, expuso el director de Investigación de Mercado de Solili, Pablo López.

La demanda de superficie fabril en Querétaro habitualmente se confirmaba en 70% de la manufactura y en 30% del sector logístico.

“Le seguimos apostando en el mercado de Querétaro a que la reactivación venga por la parte logística, que sean las empresas logísticas las que puedan sacar la demanda de un mercado manufacturero o una industria manufacturera que todavía no logra salir del bache de la pandemia”, apuntó.

La actividad logística sería un impulso para la reactivación local, mientras que la manufactura se recupera con la ayuda de diversas vías, entre ellas la implementación del T-MEC.

El cierre del 2020 fue negativo para los requerimientos de suelo industrial, distando de los balances positivos que la entidad reportaba entre el 2015 y el 2019, expuso el especialista.

“Sigue todavía constreñida la demanda, no tenemos un mercado que esté moviéndose de manera dinámica como pueden ser los vecinos como Ciudad de México y Monterrey que tienen que ver con la vocación que tiene el mercado. El mercado de Querétaro en su mayoría estaba representado por empresas manufactureras o empresas que en su mayoría de alguna manera servían para empresas de bienes duraderos durante el periodo de pandemia se vieron colapsados”, destacó.

En el arranque del 2021, acotó, hay expectativas positivas que motivarían un mejor comportamiento en la demanda de inmuebles industriales.

En cifras

En tanto, el precio en renta en el mercado industrial muestra una contracción en Querétaro, ubicándose en 3.90 dólares el metro cuadrado, una caída de 0.8% mensual y un descenso de 4% anual, de acuerdo con reportes de Solili.

Durante el cuarto trimestre del 2020, la entidad reportó una demanda bruta de 150,000 metros cuadrados, un descenso anual de 43% (112,000 menos).

A febrero del año en curso, la zona del Bajío sigue con bajos niveles de demanda. Los recientes anuncios de nuevas inversiones en Querétaro podrían tener un efecto positivo en el sector inmobiliario hacia los siguientes meses.

Los mercados de Guanajuato y San Luis Potosí son de interés para firmas que buscan ingresar a la región, siendo ambas localidades las que han tenido los niveles más altos de demanda, detalla un estudio de la compañía inmobiliaria.

Dentro de la industria logística, en el segmento aéreo el estado busca consolidarse como un hub de carga, forjando al Aeropuerto Internacional de Querétaro (AIQ) como uno de los principales aeropuertos con operaciones de envío nacional e internacional de mercancías.

Durante enero, el AIQ movilizó 4,794 toneladas de carga, que representan un repunte de 32.6% anual, reporta la SCT.

En carga internacional se posicionó en el quinto lugar nacional, mientras que en doméstica, en el tercer escalón.

La ubicación del AIQ en el centro del país lo colocan como una opción alterna para el flujo de carga en esta región y consolida la propuesta de impulsarlo como una terminal aérea alterna al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. 

estados@eleconomista.mx