Guadalajara, Jal. Debido a que el crecimiento exponencial de los cultivos de berries en Jalisco está a punto de convertirse en una amenaza para el Paisaje Agavero –declarado por la Unesco Patrimonio Cultural de la Humanidad en el 2006- el gobierno de Jalisco en coordinación con productores y exportadores de frutos rojos pusieron en marcha un hackatón durante el fin de semana en busca de soluciones tecnológicas para esa problemática.

“Estamos ayudándole al sector de berries a encontrar alternativas para que los plásticos de los macro túneles no vayan a afectar las zonas agaveras. El reto que les pusimos es, cómo le podemos hacer para mantener la productividad de los berries utilizando materiales mucho más amigables con el Paisaje Agavero en particular”, señaló el coordinador general estratégico de Crecimiento y Desarrollo Económico, Alejandro Guzmán Larralde.

De acuerdo con el presidente de la Asociación Nacional de Exportadores de Berries (Aneberries), Aldo Mares Benavides, México es una potencia en producción y exportación de los llamados frutos rojos.

“México exporta a 35 países, somos el cuarto exportador y el tercer productor a nivel mundial y, actualmente, somos el tercer generador de divisas aquí en nuestro país después de la cerveza y del aguacate”, detalló el también CEO de Green Gold Farms.

Indicó que los berries son el cultivo que mayor crecimiento ha tenido en los últimos años con una tasa de16.5% anual.

“En todo este contexto Jalisco es el gran líder, no solamente en berries, es el líder agroalimentario de nuestro país. Jalisco fue el fundador de los berries desde hace 27 años; había berries en Jalisco antes que en Michoacán y además Jalisco es un modelo muy exitoso, ya que con tan sólo 25% de las hectáreas cultivadas representa 60% del valor de las exportaciones de nuestro país”, refirió Mares Benavides.

No obstante, el crecimiento de sus cultivos obliga a buscar alternativas de solución como la búsqueda de otras superficies con tierra de similares características, con la finalidad de que el sector pueda seguir expandiéndose con la misma alta productividad, pero de forma sustentable y sin afectar ni el Paisaje Agavero ni el de Pueblos Mágicos como Tapalpa.

“El futuro de los berries es prometedor porque va hacia tecnologías que nos van a permitir con menos hectáreas de las que tenemos hoy, producir el doble (…) Estamos a favor y abiertos a un ordenamiento de la industria”, comentó el presidente de Aneberries.

Proyectos ganadores

Luego de dos días de hackatón (Berry Hack), 40 equipos trabajaron contrarreloj en las instalaciones de Guadalajara Connectory by Bosch, donde la noche del sábado se decidió otorgar el empate para dos equipos que obtuvieron el primer lugar y un premio de 25,000 pesos para cada uno.

El primer equipo ganador fue el denominado Territorios Inteligentes conformado por Pablo López Vázquez de la Universidad de Guadalajara y Beatriz Ochoa Bohórquez.

Su proyecto “Umbrella” consiste en una sombrilla retráctil invertida que capta agua de lluvia y que además de ayudar con el tema del Paisaje Agavero, sirve para el riego de los plantíos de berries.

EL segundo equipo ganador, The White Shoe Team, constituido por Diego Enrique Graciano García y Ana Luisa Gallegos Ayala  de la Universidad Autónoma de Guadalajara,  y Alejandro Mares Sánchez  del Centro de enseñanza Técnica Industrial (CETI Colomos), ganó con el proyecto Bioberries.

Su propuesta es la implementación de un polímero a través de electricidad, mismo que cambiaría de color y de temperatura de acuerdo con lo que vayan requiriendo los agricultores.

[email protected]

kg