Guadalajara, Jal. Con 843 millones de dólares de Inversión Extranjera Directa (IED) captados en el 2018, Jalisco registró una caída anual de 38.7 por ciento.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Economía federal, se trata de la cifra más baja de IED en el estado en los últimos 13 años.

“Lo que pasa es que traíamos la parte de la incertidumbre de los cambios de gobierno y, en este momento, la buena noticia es que en el estado de Jalisco estamos incrementando empleo e inversiones”, dijo a El Economista el coordinador estratégico de Crecimiento y Desarrollo Económico del estado, Alejandro Guzmán Larralde.

“Al cierre de febrero, Jalisco ha mantenido el liderazgo en generación de nuevos empleos a nivel nacional, esperamos que marzo también cierre con una buena cifra y por lo tanto estaremos hablando de un primer trimestre de mucho repunte tanto en empleo como en inversión”, anticipó Guzmán Larralde.

Destacó que sólo de la reciente gira realizada al Silicon Valley de San José, California, se concretaron inversiones por alrededor de 5,000 millones de pesos.

Por lo pronto, Jalisco se ubicó durante el año pasado en la posición 12 en atracción de inversión extranjera, por debajo de la Ciudad de México, Nuevo León, Coahuila, Estado de México, Guanajuato, Baja California, Tamaulipas, San Luis Potosí, Aguascalientes, Chihuahua y Querétaro.

Sectores

Por sectores económicos, el que más contribuyó a la atracción de IED en el 2018 fue el conjunto de las industrias manufactureras, con 44.5% de total; seguido de comercio, con 17.3%; servicios financieros y de seguros, con 10.2%; y servicios de alojamiento temporal y de preparación de alimentos y bebidas, con 9.3% del total.

Las reducciones en la Inversión Extranjera Directa con respecto al 2017 en términos absolutos se dieron en el sector de industrias manufactureras con 239.5 millones de dólares menos, seguido del sector de transportes, correos y almacenamiento con 157.4 millones menos.

En términos relativos, las caídas más importantes se dieron en el sector de la construcción, con 75.2%, en el sector transportes, correos y almacenamiento con una reducción de 68.9% y en las actividades primarias con 65.1% menos.

estados@eleconomista.mx