Monterrey, NL. Aunque los recursos invertidos en la infraestructura hospitalaria por la pandemia de Covid-19, se salvaron miles de vidas, pero se desfondaron los recursos financieros del estado de Nuevo León, por ello el gobernador, Jaime Rodríguez Calderón, sostuvo que el peor error fue quitar el Impuesto sobre Tenencia de Vehículos que habría permitido seguir invirtiendo en obra pública.

“Yo dije que el peor error que cometí en campaña fue haber dicho que iba a quitar la tenencia. Me arrepiento de haberlo dicho, sin embargo, a la gente le gustó porque dejó de pagar la Tenencia”.

“Está bien, pero con la Tenencia y los recursos de ella hubiésemos hecho quizás otras infraestructuras que se necesitan, lo debo de reconocer. Aunque no todo en el gobierno es perfecto, hay cosas que son imperfectas porque así se tiene que hacer en base a la vida”, expuso, durante una reunión con el Consejo Nuevo León para la Planeación Estratégica.

Como se recordará, el Congreso del estado aprobó eliminar totalmente el cobro de Tenencia a partir de 2018. La eliminación de este impuesto fue gradual, en 2016 se estableció una disminución del 20%, para 2017 hubo un descuento del 50% y en 2018, el 100 por ciento.

El mandatario recordó que recibieron un gobierno con una elevada deuda estatal, y este déficit se estaba disminuyendo para lograr un equilibrio financiero.

Sin embargo, “la pandemia nos desfondó financieramente pero se salvaron miles de vidas y hoy tenemos el mejor sistema hospitalario de todo el país. Se le invirtió a lo que se tenía que invertir” y eso permitirá no gastar en esa infraestructura durante 30 años, aseveró.

Por otra parte, actualmente están revisando alrededor de 5,000 centros educativos, de los cuales 90% requieren mantenimiento, para ello cuentan con 150 millones de pesos, pero les falta otra cifra igual.

En cuanto al regreso a clases presenciales, aseguró que está trabajando con la titular de la Secretaría de Educación estatal, María de los Ángeles Errizúris Alarcón, así como los directores de educación básica, media y superior para establecer cuándo se podría iniciar con el regreso a clases.

Sin embargo, se deben esperar cuatro semanas después de que fueron vacunados más de 200,000 docentes para que tengan inmunidad. “Cada escuela tiene un plan, pero lo vamos a unificar”, aseguró Rodríguez Calderón.

rrg