Desarrollar proyectos de infraestructura con inversión público privada en las zonas del sur-sureste y del sur al norte del país y colocar a México como una plataforma logística es una de las grandes apuestas del virtual presidente, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), afirmó el sector empresarial del país.

Banqueros, comerciantes e industriales del país aseguraron que López Obrador conminó a invertir y desarrollar el proyecto del corredor industrial mejor conocido como Transístmico, que comprende las zonas de Salina Cruz, Oaxaca, a Coatzacoalcos, Veracruz, e incluye infraestructura ferroviaria, portuaria, carretera y aeroportuaria.

José Manuel López Campos, presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo, dijo que el Transístmico  es un proyecto para modernizar los puertos del Pacífico con el Golfo de México y tener un tipo Canal de Panamá por la vía férrea, lo que dinamizará el comercio internacional, de modo que los productos que provengan desde Asia se puedan transportar a la costa este del Caribe y atender a Centroamérica y Estados Unidos, sin la necesidad de que los empresarios bajen por Panamá, lo que provocaría costos más competitivos.

En entrevista aparte, Gerardo Gutiérrez Candiani, titular de la Autoridad Federal para el Desarrollo de las Zonas Económicas Especiales (ZEE), destacó la importancia que le dio el presidente electo a la inversión pública y privada, como factores fundamentales para el desarrollo.

“Habló de impulsar el desarrollo del sur-sureste y de impulsar del sur al norte, de proyectos de infraestructura, como el Transístmico con la ampliación del Puerto Coatzacoalcos  y Salina Cruz, y hacer viable el tema logístico internacional. También de un tren turístico que iría de Quintana Roo a Tabasco, abarcando la zona maya”, abundó.

Puertos

El director general de Grupo Financiero Interacciones, Carlos Rojo Macedo, refirió que los proyectos de infraestructura planteados por AMLO son “muy interesantes”, pero el tema de los puertos es una parte muy importante para el país y para desarrollar las distintas zonas económicas.

“Habló también de esa posibilidad, de estar generando industrias en las distintas entidades para que la gente no tenga que estar emigrando a otros estados o a otros países,  y ante eso vemos una coincidencia quizás  con este proyecto que ya se había lanzado de las Zonas Económicas Especiales”, explicó Gutiérrez Candiani.

Esta ola de infraestructura hace sentido para México pueda convertirse, desde una óptica de logística, en una potencia para efectos de poder mover mercancía de un lado a otro, coincidieron.

estados@eleconomista.mx