Puebla, Pue. La industria textil en el presente año podría crecer 10%, alentada por la inversión en maquinaria, innovación y su creciente participación en el ramo automotriz, pese a las difíciles condiciones económicas del país y la depreciación del peso frente al dólar.

El presidente de la Cámara de la Industria Textil (Citex) de Puebla y Tlaxcala, José Antonio González Quijano, expuso que las políticas de combate a la ilegalidad, para evitar la introducción de telas e insumos subvaluados, motivan mejores prácticas de comercio y elevan los niveles de producción de las fábricas en el país.

La recuperación de esta industria, que genera más de 23,000 empleos, se basa en la innovación en maquinaria. Por ejemplo, los telares ahora son más veloces, hay hilaturas con acabados ecológicos, y se cuida que en los procesos productivos las fábricas no contaminen y utilicen menos agua, explicó.

Añadió que el sector automotriz es visto como un nicho importante de mercado para esta industria, toda vez que 30% de los componentes de un vehículo son textiles, como es el caso de telas para asientos, tapicería del habitáculo, bolsas de aire, filtros, bandas, entre otras partes.

La industria textil ha pasado por etapas complicadas, en los últimos años hemos tenido que sortear problemas de contrabando, ilegalidad. Actualmente es un momento muy optimista. Las fábricas están invirtiendo en maquinaria, ya que necesitan ser competitivas .

Enfocadas a la renovación

González Quijano mencionó que al menos 40 de las 160 empresas afiliadas han renovado su tecnología ante las oportunidades que se han abierto para su sector, que retomó su posición como uno de los tres motores de la economía local junto con el automotriz y el agroindustrial.

Además, dijo, han favorecido los apoyos proporcionados por el gobierno federal, los cuales permiten la expansión de las plantas, en tanto, algunas con nuevas tecnologías se han incorporado como proveedores de Volkswagen y Audi. Esto durante los últimos cuatro años.

Nuevos mercados

El presidente de la Citex afirmó que están buscando oportunidades fuera del estado, ya que sectores de la confección de otras entidades requieren de telares de calidad para hacer prendas innovadoras, y que en el caso de Puebla, incluso se ofrecen textiles que cambian de color con la temperatura corporal y que pueden ser usados para detectar cuando un bebe está enfermo .

Anticipó que en el sector médico, este año, podrían ser usadas prendas de ese tipo, sobre todo en hospitales públicos, ya que ayudaría a temas de prevención.

José Antonio González manifestó confiar en que la denilidad de la moneda nacional se contenga, ya que la variación afecta mucho a la industria textil porque los insumos se cotizan en dólares; algodón, poliéster, rayón o lino; y las fábricas que venden en México tienen la cartera de clientes en pesos, de ahí que al haber una devaluación la cartera disminuye y los insumos se encarecen .

[email protected]