Querétaro, Qro. La industria restaurantera local reporta actualmente una recuperación de entre 40 y 45% en relación con las ventas que tenían previo a la pandemia de Covid-19.

En el avance que registra el sector inciden las restricciones de aforo y de horarios que están vigentes en el estado, con la prevalencia del Escenario A que los autoriza para abrir a 75% de su capacidad y con un horario de cierre a las 23:00 horas.

El presidente delegacional de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac), Octavio Mata Rivera, reiteró la petición que ha hecho al Comité Técnico de Salud para que permitan tener una mayor apertura, cerrar a las 24:00 horas y conforme a los parámetros que establece la licencia de funcionamiento.

“(Reportan de) 40 a 45% de recuperación, de cómo íbamos caminando en años anteriores, por eso la insistencia de poder operar de una forma normal, donde vamos a sentir una recuperación real, los colaboradores van a tener un mayor ingreso y podemos ayudar a otros sectores más”, apuntó.

Hasta el momento, destacó, no han obtenido una respuesta favorable de las autoridades sanitarias del estado, dado que continuará el Escenario A.

La petición del empresariado plantea operar permanentemente con los protocolos sanitarios para evitar riesgos de contagio y repunte de la enfermedad.

Tener una mayor apertura del sector restaurantero, dijo el empresario, favorecería la reactivación de otras actividades económicas relacionadas con esta industria.

Durante este fin de semana (cuando se celebró el Día del Padre), los restaurantes registraron una derrama económica de 49 millones de pesos, que representa cerca de 73% de la obtenida durante el mismo periodo del 2019, previo a la contingencia sanitaria, de acuerdo con reportes de la Canirac.

“Nos ayuda a la reactivación y a las condiciones en que el sector puede trabajar. Esperábamos una respuesta mejor, pero siempre le hemos pedido a los restauranteros que sean muy cuidadosos en el tema de protocolos”, refirió Octavio Mata.

Para esta fecha, al igual que el 10 de mayo, la cámara lanzó una campaña para promover que los festejos iniciaran desde días antes, con la finalidad de evitar aglomeraciones.

Mermas

Actualmente, el sector registra mermas por las ventas del horario nocturno, debido al horario de cierre; además de estar sujetos al aforo máximo permitido por las autoridades sanitarias.

“Sí perdemos un poco la venta de la noche y el aforo de 25% que los podríamos aprovechar, siempre cumpliendo con las medidas sanitarias. Hemos pedido diferentes cambios al comité técnico, pero que queden permanentes los protocolos sanitarios para que sigan considerándose espacios seguros”, acotó.

Durante el Escenario A, vigente del 23 de abril al menos hasta el 4 de julio, los restaurantes laboran a máximo 75% de aforo y con un horario máximo de cierre a las 23:00 horas.

estados@eleconomista.mx