Querétaro, Qro. La escasez de perfiles especializados en la industria del plástico desafía a las necesidades de personal en empresas del ramo. El presidente del Clúster de Plásticos de Querétaro, Arturo Nava Guerrero, destacó que esta actividad tiene el reto de encontrar colaboradores aptos para la industria.

Desde antes de la pandemia ya era una dificultad encontrar estos perfiles, posterior a la crisis sanitaria y con la liberación de talento, se generaron vacantes que actualmente están siendo ocupadas nuevamente, pero se pronostica que el déficit de personal persista, agregó

“Desde antes de la pandemia era muy complicado, era el tema de todos los días el: no conseguir gente. Con la pandemia pues pasó lo que pasó y ahora está siendo relativamente fácil, sobre todo con la recuperación está siendo fácil entre comillas. Sin embargo, seguimos reclutando perfiles no apropiados, el conseguir un perfil no apropiado te lleva a la rotación, llegar a una alta rotación; al final no estamos formando personal que se vuelva calificado, que permita tener una mayor estancia dentro de los puestos de trabajo”, explicó.

Operadores y ayudantes generales para manejo de maquinaria, de herramientas, de materiales, para surtimiento de líneas, operadores de inyección y de prensas son algunos de los perfiles que demanda esta industria, pero que difícilmente suele encontrar en el mercado laboral, derivando en una constante rotación.

“Tenemos un área de oportunidad muy grande en mano de obra, una persona que nunca ha trabajado la industria y llega a una empresa sin experiencia hay dos alternativas: que si lo contratan pudiera estar condenado a no tener un buen desempeño, por no tener una preparación previa, entonces uno de nuestros objetivos es fortalecer programas que nos permitan recibir operadores en la industria”, dijo.

El estudio del Laboratorio Nacional de Políticas Públicas (LNPP) en relación a los clústeres del estado –difundido en septiembre– , detectó que uno de los desafíos del clúster de plásticos es la falta de personal especializado y capacitado en dicha industria.  

Generar un sistema de formación dual es una de las estrategias que sigue el clúster para transitar de perfiles sin formación a perfiles que tengan una base de los conocimientos que demanda la industria del plástico.

“Nos cuesta trabajo conseguir mano de obra en la ciudad y en sus alrededores, en el estado de Querétaro el tema de mano de obra es un tema; lo que buscamos es cómo ayudar como clúster a apoyar en su formación, estamos viendo si el programa queda en un mes o dos meses, que nos permita poderlos incluir y garantizarles un empleo, al tener mejor formación tendrán mejor empleo y va a haber menos rotación si llega con el perfil correcto”, declaró.

Iniciativas

Una de las iniciativas del clúster es generar un modelo de formación dual para técnicos especializados en inyección para la industria del plástico, iniciando como un esquema de Técnico Superior Universitario (TSU), en esta propuesta la trabaja el Instituto Queretano de Herramentales.  Un objetivo posterior, será avanzar hacia un perfil de formación en ingeniería.

“Que no sólo que sean operadores, sino como TSU, ayudar a nuestra propia gente a pasar de una prepa o prepa técnica a ser un TSU, la estrella del pastel será poder sacar una ingeniería, pero vamos por partes, primero con la inclusión laboral, el TSU y después poder trabajar con un tema de ingeniería para nuestro personal y tener cada vez mejor especialización”, propuso el industrial.

A esta situación se suma la demanda de empleos que hay en el estado, motivado en parte por la migración interna, toda vez que Querétaro se ubicó en el 2020 como la segunda entidad con mayor saldo neto migratorio, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

estados@eleconomista.mx

kg