Querétaro, Qro. La presencia de empresas Tier 1 del sector automotriz prácticamente se cuadruplicó en los últimos ocho años.

De acuerdo con un mapeo realizado por el Clúster Automotriz de Querétaro durante el periodo 2000-2009 arrancaron operación 15 plantas, mientras que del 2010 al año en curso, la cifra llegó a 58; es decir, un incremento de 286.7% entre dichos lapsos; en total, hay 104 proveedoras de primer nivel en la entidad.

La industria automotriz en el estado, acorde con el documento, comenzó en los años de 1960 con la instalación de Tremec. Para la década siguiente se sumaron Dana, Kostal y otra planta de Tremec. En los 80 arribaron firmas como TRW, Faurecia, Clarion, Rassini y Harada. Para los 90, la llegada de industria automotriz detonó con la llegada de más firmas, entre ellas Eaton, Hi-Lex y Zanini.

En total, la fuerza industrial de Querétaro del sector automotriz se conforma por un centro de distribución nacional, siete fabricantes de equipo original (de tractores y vehículos de recreación), cuatro centros de desarrollo e investigación, 104 proveedores de primer nivel y más de 200 de segundo nivel.

Este sector emplea en el estado a 67,000 personas. ha recibido una inversión extranjera del 2010 al 2017 de 2,281 millones de dólares y contribuye con 28.5% del total de las exportaciones.

Antonio Herrera Rivera, presidente del Clúster Automotriz de Querétaro, con la fundación de la asociación en el 2013, la integración de los jugadores ha fortalecido a la industria con la relación triple hélice que han desarrollado con el gobierno estatal y la academia.

Luis Alfredo Peña Ochoa, socio director de KPMG de la zona Bajío, coincidió en que los factores de seguridad, educación, talento, ubicación geográfica han favorecido la llegada de diversas inversiones en la región, principalmente del sector automotriz, uno de los rubros clave no sólo del estado sino del país.

Esta industria adquirió fortaleza con la instalación de más de 30 plantas en los últimos años, donde la presencia japonesa superó en el ranking a la estadounidense, destacó Daniel Hernández Camacho, director del clúster.

En tanto, destacó que en las capacidades de manufactura de la entidad hay un alza de empresas hacia sistemas los de seguridad y de apariencia, lo que además de generar un valor añadido también se trata de procesos de precisión.

Asimismo, ha tomado relevancia el diseño e ingeniería en la creación de nuevos productos que se manufacturan en otros puntos del país, con un incremento en los centros de ingeniería privados.

Alemania es la principal bandera de los productores del sector automotriz en Querétaro, con 28 firmas (27% del 104 autoparteras), le siguen Japón con 20 (19%) y Estados Unidos con 14 (13%); otros países figuran en la lista como España, Francia, Holanda, Corea, por mencionar algunos.

Impacto

Previamente, Guillermina Rodríguez Licea, coordinadora de Estudios Económicos del Grupo Financiero de Banamex, auguró que la reforma aprobada en Estados Unidos, que reduce la tasa de Impuesto sobre la Renta (ISR) a las empresas tendrá un impacto sobre las inversiones de aquel país hacia México.

Ante ello, Héctor Romo, socio de Impuestos y Legal de KPMG zona Bajío, consideró que parte de los retos para permitir la inversión de los empresarios y que estos mismos en México han expresado es “suavizar” la reforma fiscal que se aprobó al arranque del sexenio actual de Enrique Peña Nieto.

“Es una tendencia global el ser más competitivo como país, siendo más atractivo en su sistema recaudatorio”, indicó.

En este sentido, comentó que parte de las acciones serían eliminar el aspecto de impuestos sobre dividendos, permitir en 100% de las deducciones exentas para los trabajadores y aspectos que incentiven la inversión en bienes intagibles.

Además de que consideró que el tema del Impuesto al Valor Agregado será crucial para que la reforma fiscal que necesita México se lleve a cabo, “tenga congruencia económica y pueda recaudar más”.

Al respecto, el director del clúster comentó que en materia fiscal es el mismo panorama para todos los sectores y no es ajeno el automotriz.

Por ejemplo, mencionó que realizar ajustes en materia del Impuesto sobre la Renta podría ser benéfico tanto para las empresas como los trabajadores, dado que las medidas emergentes que se impulsaron hace casi una década se han mantenido vigentes.

Hacer ajustes como, por ejemplo, en ISR “sería un incentivo para todos los sectores de la economía, para promover el interés por parte de los inversionistas”, enfatizó.

Respecto a las medidas arancelarias que impuso el gobierno de Donald Trump a productos como el acero, la semana pasada, Hernández Camacho informó que están consultando a las empresas del clúster para medir el impacto real que tendrán no sólo éstas sino las medidas espejo que tomaron México, Canadá y la Unión Europea.