Monterrey, NL. Banco Famsa y la plataforma de financiamiento en línea PitchBull realizaron una alianza, con el objetivo de impulsar el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas (pymes).

“Ésta es la primera alianza entre un banco y una plataforma tecnológica; estamos abriendo un camino que quizá seguirán otros jugadores en beneficio de las pequeñas y medianas empresas”, comentó en rueda de prensa María Guadalupe Ángel Rubio, directora general de PitchBull.

La financiera de Jalisco decidió hacer sinergia con Banco Famsa, con sede en Nuevo León, debido a que éste cuenta con una experiencia de 40 años ofreciendo préstamos empresariales, tiene una visión hacia el futuro sobre temas financieros tecnológicos y es punta de lanza en innovación tecnológica, indicó la directiva.

Actualmente, la oferta de créditos para las pymes es limitada y esperan semanas para recibir una respuesta de alguna institución de crédito.

Ahora una pyme puede solicitar préstamos para capital de trabajo o adquisición de activos fijos a la plataforma de PitchBull y tendrá respuesta en 24 horas.

No importa que la pequeña y mediana empresa no tenga historial crediticio; sin embargo, para aplicar a un crédito debe tener dos años de operación y facturar 1 millón de pesos como mínimo, amén de que el interesado y su aval tendrán que contar con un buen historial crediticio.

La expectativa es “que se puedan colocar arriba de 30 créditos en el primer semestre y arriba de 30 millones de pesos”, afirmó Jesús Muguerza Garza, director comercial de Banco Famsa.

Los préstamos van desde 65,000 hasta 750,000 pesos y en algunos casos hasta 1 millón de pesos; los plazos para pagar son entre seis y 24 meses. Las tasas de interés oscilan entre 8 y 18 por ciento.

Sin mínimo

Banco Famsa y esta fintech también captan inversionistas que apuesten por las pymes que están solicitando créditos.

“Ya no necesitas un mínimo para poder invertir (...) Con 500 pesos puedes apoyar a empresas de tu localidad y de tu país y obtener rendimientos atractivos”, indicó Ángel Rubio.

Lo máximo que pueden invertir es hasta 20% de lo que una pyme esté pidiendo.

Un esquema de participación consiste en que los fondeadores tienen una inversión y entran al mercado de préstamos en línea de PitchBull y evalúan cada pyme listada para decidir cuánto le destinan.

estados@eleconomista.mx