Cancún, QR. La Empresa inmobiliaria 1901 que pretende construir un edificio de locales comerciales y oficinas en Malecón Tajamar ingresó al complejo para intentar reiniciar el desmonte de un predio de 4 hectáreas.

Ante esta acción, elementos de la Procuraduría General de la República, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente y la Policía Municipal impidieron los trabajos, pues la empresa no cuenta con los permisos necesarios.

Raymundo Gil, asesor legal del movimiento Salvemos Malecón Tajamar, explicó que aunque el juez cuarto de Distrito con sede en Cancún eliminó la suspensión definitiva del amparo concedido a 113 niños en el caso Malecón Tajamar, el proyecto aún enfrenta más de 2,000 denuncias ciudadanas que impedirán la reactivación de las obras.

Dijo que aunque la anulación de ese recurso dejó posibilidades de reiniciar las obras, hay otros procesos legales paralelos que impedirán que se reactiven los proyectos inmobiliarios pendientes al interior del complejo.

Informó que las personas que se presentaron para intentar desmontar el manglar en el malecón, pretendieron aprovecharse de que el amparo quedó sin efecto, pero al intervenir la PGR y la Profepa quedó de manifiesto que la empresa no ha cumplido con las condicionantes ambientales como la reubicación de especies animales y vegetales, además de que presentaron permisos municipales parciales de chapeo y desmonte que están sujetos a una autorización federal por parte de la Semarnat, de la cual carecen.

Proyectos detenidos

Algunos de los proyectos que están detenidos son un desarrollo comercial, estacionamientos y oficinas de 50,000 metros cuadrados de la firma italiana Bi&Di; otro proyecto de oficinas denominado Proyecto 12; una zona residencial de 3,600 viviendas; torres condominales; una basílica de la iglesia católica, así como dos edificios de locales comerciales.

En total son 22 proyectos al interior de todo el complejo, con una inversión conjunta de 900 millones de dólares.

El juez cuarto de Distrito, Miguel Nahim Nicolás Jiménez, reconoció en el fallo que las obras en Malecón Tajamar implican la devastación irreversible del entorno natural.

Además, hay denuncias ante la PGR en contra del Fonatur y la Semarnat por haber autorizado en el 2005 la Manifestación de Impacto Ambiental de la que hoy goza Malecón Tajamar, la cual aseguran que es ilegal, pues se omite mencionar que 65% de la superficie de Malecón Tajamar es manglar, especie que ya desde entonces gozaba de cierto tipo de protección, pero que en 2008 se convirtió en especie protegida.

[email protected]