Querétaro, Qro. La alemana Hirschvogel Automotive Group arrancó la construcción de su novena planta en el mundo y la primera en México, en la que invierte 30 millones de dólares.

El complejo ubicado en el municipio de San Juan del Río, Querétaro, consta de una extensión de 115,000 metros cuadrados y arrancará operaciones en dos fases. La primera, de mecanizado, que estará lista para producir sus primeras partes de muestra en abril de este año y la segunda, que consiste en la instalación de máquinas de forja, para comenzar a producir piezas en el 2018.

La expectativa de volumen es alcanzar los 5 millones de partes para el 2019 , proyectó Stephan Lutzenberger, CEO y presidente de Hirschvogel Components México.

En un inicio se prevé la contratación de 200 personas, sin embargo, se deja abierta la posibilidad de doblar su capacidad e incrementar el número de trabajadores, posteriormente, a alrededor de 700.

La instalación del complejo, añadió, es parte de su plan para extender la operación global de la firma.

Con la expectativa de crecimiento superior a 60% de la producción de vehículos en los próximos 10 años vemos un gran potencial de negocio para Hirschvogel. Las nuevas plantas armadoras de Audi, BMW, Mercedes y otras requieren del desarrollo de la cadena local de proveeduría y nos vemos a nosotros en la perfecta posición para satisfacer sus demandas en el futuro , expresó.

Frank Anisits, jefe de Operación y director ejecutivo de Producción de Hirschvogel, precisó que ésta es la primera vez que la firma arranca una planta sin construir un joint venture para su operación, sino que es 100% una planta subsidiada por Hirschvogel .

Los aliados

En su oportunidad, Andrew Stanley, jefe de la delegación de la Unión Europea en México, destacó que el desempeño económico del estado lo hace una de las entidades federativas más avanzadas y con perspectivas prometedoras.

Con la presencia de Hirschvogel en el país, agregó, se ratifica el compromiso de la Unión Europea de profundizar su relación con México, que es muy importante en esta coyuntura, una coyuntura particularmente compleja y desafiante. Es muy importante reiterar este compromiso, esa amistad que existe entre la Unión Europea y México .

Desde el 2000, precisó, hay vigente un acuerdo global, en el que se vinculan México y la Unión Europea no sólo en el aspecto económico, sino también político y social.

Con este acuerdo nos ha ido muy bien en el transcurso de 16 años. Ha permitido que las inversiones europeas alcancen 150,000 millones de euros aproximadamente en México, colocando a la Unión Europea, en su conjunto, como segundo inversor en México con casi 40% de la inversión extranjera acumulada en los últimos 16 años .

Adelantó que actualmente atraviesan un proceso de negociación de un nuevo acuerdo económico, político y social con la intención de dotar de un marco institucional y jurídico, de última generación, para que los siguientes 20 años se desarrolle aún más esta relación entre ambas zonas.

[email protected]