Puebla, Pue. El gobierno actual de Puebla dejará la aplicación móvil Pro Taxi a la autoridad entrante, encabezada por Miguel Barbosa, a partir del 1 de agosto, para que la reactive en beneficio de los taxistas tradicionales y que puedan hacer el cobro de viajes mediante tarjetas de crédito y efectivo, por lo que deberá invertir un 1.5 millones de pesos.  

Alberto Vivas Arroyo, subsecretario del Transporte de la Secretaría de Infraestructura, Movilidad y Transporte (SIMT), expuso que la aplicación está lista y solo es cuestión de ponerla en línea para que la vuelvan a usar los 500 concesionarios de la zona metropolitana que se inscribieron, a quienes se les dio un teléfono en su momento para dar el servicio. 

No obstante, dijo, el padrón de taxistas son 12,000 en la zona compuesta por 18 municipios, por lo que se pueden tener más participantes cuando se ponga en línea, la cual durante la administración de Antonio Gali Fayad sólo operó los últimos cinco meses de su gestión y en el actual gobierno interino, que inició el 21 de enero pasado, no se pudo reactivar por un tema presupuestario. 

El subsecretario sostuvo que es viable la aplicación para que la use el gobierno entrante de Miguel Barbosa Huerta, porque hubo cientos de descargas por parte de usuarios que buscan un servicio confiable, en vehículos registrados con una tarifa justa y medios de pago electrónicos y en efectivo. 

La aplicación únicamente conecta a unidades y conductores regulados y controlados por la SIMT y que cuenten con un permiso de taxi, diferente a las que operan empresas privadas como Uber y Cabify, quienes trabajan con particulares como proveedores del servicio. 

El sistema y los procedimientos estipulados para su uso están “armados” en caso de que la administración entrante decida darle el financiamiento requerido, reiteró Vivas Arroyo. 

Aseveró que los taxistas piden que siga existiendo, ya que es un apoyo el que se pueda realizar el cobro tanto en efectivo como de manera electrónica para competir con las empresas privadas que han acaparado el mercado en la zona urbana de Puebla. 

“Los taxistas que se sumaron, cuentan con el teléfono inteligente y no hay que adquirir nada más debido a que la aplicación ya está, sólo se debe volver a reactivar e invitarlos para darse de alta otra vez y, con ello, administrar los movimientos para que puedan seguir operando”, apuntó. 

Renovar unidades  

El subsecretario del Transporte de la SIMT Comentó que igual los concesionarios que deseen participar deben renovar sus unidades para dar un mejor servicio, por lo que Nacional Financiera (Nafin) tiene disponible 220 millones de pesos para dar créditos. 

Abundó que el solicitante, una vez autorizado su crédito, debe dar un enganche de 10% y Nafin da una garantía del 80% cuando el beneficiado deja de pagar a la agencia y 20% restante es absorbido por el banco, sin que hasta el momento se haya dado un caso de incumplimiento porque está de por medio la concesión. 

Lo que se busca con esta renovación de unidades es que el transportista pueda reducir sus gastos operativos, haya menos afectaciones al medio ambiente y que el usuario reciba un servicio de calidad, concluyó.

[email protected]