Los gobernadores de Morena cerraron filas en torno al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ante la disputa con los opositores de la Alianza Federalista.

“Los gobernadores de Baja California (Jaime Bonilla); Chiapas (Rutilio Escandón); Morelos (Cuauhtémoc Blanco); Puebla (Miguel Barbosa); Tabasco (Adán Augusto López); Veracruz (Cuitláhuac García); y la jefa de Gobierno de la Ciudad de México (Claudia Sheinbaum) manifestamos nuestro respaldo al presidente de la República (...) y nuestro desconcierto frente a la posición de algunos pocos gobernadores que han llamado a romper el pacto federal”, indicaron mediante un comunicado.

Los mandatarios consideraron que las demandas de la Alianza Federalista tienen fines electorales.

“Entendemos que la dificultad electoral que enfrentan en sus estados por las elecciones del 2021 los lleve a una desesperada acción por llamar la atención; sin embargo no sólo es irresponsable, sino inconstitucional llamar a acciones legales para romper un pacto federal establecido en la Constitución y que ha significado la unidad en la adversidad que ha vivido nuestra nación en diferentes momentos”, afirmaron.

En la nota de prensa, los gobernadores llamaron a sus homólogos opositores “a serenarse”.

“La lucha electoral debe manifestarse en su dimensión y en su momento”, concluyeron.

Dirigencias de partidos

Las dirigencias nacionales del Partido Acción Nacional (PAN) y del Partido de la Revolución de Democrática (PRD) mostraron su respaldo a las demandas emitidas por los gobernadores integrantes de la Alianza Federalista.

El presidente del PAN, Marko Cortés, dijo que las demandas expuestas por la Alianza Federalista tienen sentido ya que las decisiones del país no pueden venir de un sólo hombre.

“Por supuesto que Acción Nacional respalda el llamado urgente de los gobernadores para que se retome el diálogo y para que impere la razón, el presidente ha dejado solos a los gobernadores y alcaldes”, dijo.

Por su parte, Jesús Zambrano Grijalva, presidente nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD), hizo un llamado para que se generen nuevos canales de comunicación entre el Ejecutivo federal y los mandatarios locales opositores.

“Es necesario un puente de comunicación de la Federación con los estados y municipios, porque si esto no ocurre —como los gobernadores de la Alianza Federalista lo manifestaron—, existe el riesgo de que se cancele el pacto federal, con lo que se generarían graves consecuencias para la estabilidad del país”, advirtió.

hector.molina@eleconomista.mx