Guadalajara, Jal. El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, afirmó que el crimen organizado podría haber dado la orden a los policías ministeriales quienes la tarde del viernes, levantaron a decenas de jóvenes que intentaban manifestarse en las instalaciones de la Fiscalía General del Estado.

En un mensaje publicado este sábado en sus redes sociales, el mandatario jalisciense dijo que existe la posibilidad que elementos de la policía ministerial actuaron siguiendo instrucciones de otra fuente que quiere que a la entidad le vaya mal.

“Mi instrucción fue no usar la violencia, mantener actitud de contención (en las manifestaciones para exigir justicia por Giovanni, asesinado presuntamente a manos de la policía municipal de Ixtlahuacán). Esta instrucción fue desacatada por este grupo que atacó a estos jóvenes. ¿Quién dio la instrucción? No fue el Fiscal del Estado. Tenemos la obligación de investigar si esta instrucción surgió de algún lado que tenga que ver con grupos de la delincuencia”, subrayó Alfaro Ramìrez.

Alfaro Ramírez ofreció a su nombre y al del gobierno del Estado una disculpa a los detenidos por los hechos sucedidos en los alrededores de la Fiscalía donde jóvenes fueron agredidos por policías ministeriales y en redes sociales circularon denuncias de amigos y familiares reportándolos como desaparecidos.

“Me avergüenza, me apena; a ellos y a su familia ofrezco una disculpa sentida y sincera”, declaró Enrique Alfaro.

El mandatario jalisciense agregó que la prioridad en este momento es garantizar que no haya un joven que esté desaparecido tras las manifestaciones.

“Cada nombre que aparezca en las redes sociales va a ser objeto de revisión para que no haya un solo joven desaparecido por lo acontecido el día de ayer”, puntualizó.

El gobernador de Jalisco denunció que Jalisco está siendo objeto de una embestida para su desestabilización, y anunció que se retirarán los cargos contra los detenidos en la manifestación del jueves en Palacio de Gobierno para que queden en libertad de inmediato.

“Es un momento en el que la serenidad tiene que imperar”, indicó.

Más tarde, se reunió con el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco, Alfonso Hernández Barrón, para iniciar con la instalación de una mesa de trabajo junto con las asociaciones civiles para garantizar que no haya desaparecidos tras las manifestaciones del jueves en Palacio de Gobierno y el viernes en la Fiscalía estatal.