En el primer semestre del año, todos los estados del país -salvo Sinaloa- registraron un bajo desempeño en el cobro de impuestos que realizan para mejorar y mantener estables sus finanzas públicas, pues en el primer semestre del año tuvieron menores recursos del Fondo de Fiscalización y Recaudación.

A pesar de que Baja California Sur es una de las entidades con mayor actividad turística, fue el estado que menos recursos percibió por parte del fondo de fiscalización, con un total de 74.7 millones de pesos, lo que se traduce en una disminución anual real de 4.6%, de acuerdo con información de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Dicho fondo se integra con 1.25% de la recaudación federal participable, su fin es premiar e incentivar a los estados a que muestren una mayor eficiencia recaudatoria, como en el Predial o suministro del agua, así como en la generación de ingresos propios.

Al igual que Baja California Sur, Colima obtuvo menores recursos por no tener un buen desempeño en su recaudación, ya que sólo percibió 76.2 millones de pesos, es decir, cayó 5.9%, respecto de lo que registró en el primer semestre del 2015.

Los estados que más redujeron este bono fueron Chiapas, Chihuahua y Nayarit. El primero registró una reducción de 13%, con lo que sólo tuvo 501.2 millones de pesos; el segundo disminuyó 9.8%, con 382.8 millones de pesos, y Nayarit tuvo descendió 8.8%, ya que únicamente percibió 114.6 millones de pesos.

En el caso de Sinaloa, que fue el único estado que tuvo un buen desempeño en la obtención de impuestos, éste recaudó recursos por 666 millones de pesos, lo que significó 2.1% más de lo que registró en el primer semestre del 2015.

Faltó una reforma fiscal integral

Valeria Moy, directora general de México ¿Cómo vamos?, comentó que la reforma fiscal que entró en vigor en el 2014 no fue integral, dado que no se hizo un cambio en la estructura fiscal de los estados, los cuales cada vez están presentando mayores problemas con sus finanzas públicas.

Es fatal la estructura fiscal de los estados. Desde hace tiempo vemos que se endeudan demasiado para pagar obligaciones de corto plazo, como (el) servicio de agua; si bien no es malo endeudarse, el problema es cuando se hace para pagar gasto corriente , expuso en entrevista.

Comentó que la reforma fiscal no ayudó a mejorar la estructura de las finanzas locales, pues si bien a nivel nacional ha incrementado la recaudación, aún sigue siendo insuficiente para que realmente el país deje de depender de los ingresos petroleros.

Al respecto, Raymundo Tenorio, economista del Tecnológico de Monterrey, dijo que ante la deuda que está generando el gobierno federal es indispensable que se busque la manera de obtener mayores ingresos; de lo contrario, se empezarán a ver mayores recortes en áreas prioritarias como salud y educación.

O se cobran más impuestos o los estados se vuelven más eficientes en cobrarlos (...) si no existe una mayor eficiencia en la captación de impuestos, afectará las partidas presupuestales para el bienestar del ciudadano .

Hay que forzar a los estados a que tengan su propia reforma fiscal, que hagan un mayor esfuerzo por captación local de impuestos y así las transferencias que reciban no sean mayores , explicó Tenorio.

El Fondo de Fiscalización y Recaudación forma parte de los 13 fondos que integran el Ramo 28 de Pparticipaciones federales a estados y municipios. En el primer semestre otorgó 15,049.6 millones de pesos a las 32 entidades federativas, lo que significó una caída real anual de 4 por ciento.

Se deben restringir participaciones

Moy indicó que si bien hay estados que se esfuerzan por tener una mejor recaudación, hay otros que están acostumbrados a depender de lo que les entrega la Federación cada mes, lo cual genera que se vuelvan más irresponsables para captar recursos.

Hay muchas áreas de oportunidad para mejorar la fiscalización y la principal es precisamente que se obligue a los gobiernos locales a tener una mejor recaudación y eso sólo va a funcionar si restringes las participaciones, de lo contrario, seguirá existiendo un bajo desempeño para generar sus propios ingresos , declaró la directora del colectivo de investigadores.

Al respecto, Leticia Armenta, economista del Tecnológico de Monterrey, comentó que lo anterior no es posible, porque legalmente no podría existir esa retención. Lo que se podría hacer, expuso, es generar una especie de estímulos fiscales para que los estados y municipios mejoren su recaudación.

Sería muy complejo retener las participaciones a las entidades federativas, porque hay estados donde más de 60% de su población se encuentra en la informalidad y, por tanto, no pagan impuestos .

Mejor supervisión

La directora de México ¿Cómo vamos? mencionó que la idea de tener una Federación que mejore la supervisión de la recaudación es buena porque puede ayudar a un estado que enfrente problemas de desarrollo y cuando éste se recupere pueda retribuirlo, aunque la mayoría de los estados tiene problemas en sus finanzas.

Los estados no se esfuerzan por recaudar más ingresos porque saben que de cualquier forma la Federación les va a dar dinero (...) Se debe hacer una mejor supervisión para la recaudación, el problema es que genera impopularidad a los políticos, entonces nadie se quiere comprometer con esto .

Refirió que en Estados Unidos, cada estado tiene su tasa impositiva y genera diversos beneficios fiscales para que las empresas no dejen de invertir y tampoco dejen de pagar impuestos. En México tienen que haber un compromiso por parte de los estados para que se generen más recursos .

elizabeth.albarran@eleconomista.mx