Querétaro, Qro. Ante el contexto económico y político que enfrenta México, la continuidad de las inversiones en infraestructura para la generación de energía está garantizada y sin perspectiva de cambio o afectaciones.

En el marco del proceso electoral, el presidente de la Asociación Mexicana de Energía (AME), Ángel Larraga Palacios, contextualizó que las inversiones en este sector sobrepasan los periodos de gobierno.

“Las inversiones en infraestructura de energía son inversiones a largo plazo, sobrepasan los periodos de gobierno, la generación (de energía) con gas natural y las empresas que forman parte de nuestra asociación, ya llevamos 20 años invirtiendo en la generación de energía en México”, declaró.

El especialista confía en que las reformas estructurales abonen a garantizar el desarrollo de las nuevas inversiones.

“Ahora, las reformas y la ampliación de las infraestructuras, eso garantiza que las inversiones se puedan continuar realizando y si además hay condiciones como las que tenemos para el tema de las  energías renovables, pues la continuidad de las inversiones está garantizada”, acotó.

La implementación de la reforma energética, dijo, ha forjado un mercado eléctrico, un mercado abierto que permite alternativas a la oferta de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), y que, a la vez, expuso, impulsa el desarrollo de la industria de energía.

“La reforma ha llevado a la creación de un mercado eléctrico, y la creación del mercado eléctrico ya plantea competencia y plantea competencia abierta, es decir los clientes eléctricos que hasta ahora nos suministrábamos solamente de CFE, pues ahora ya podemos tener otras alternativas y podemos ser suministrados por empresas comercializadas, se están creando nuevas empresas comercializadoras, hay nuevos proyectos de generación, con lo cual las inversiones están garantizadas”, detalló Larraga Palacios.

De acuerdo con el presidente de la AME, se estima que el uso del ciclo combinado para el gas natural (que transforma la energía térmica de gas natural en electricidad) demande un crecimiento anual de 2% de potencia instalada, que implicaría inversiones anuales de alrededor de 2,000 millones de dólares en tecnología instalada.

Regiones

En la generación de energías renovables, la región Bajío tiene un mayor potencial para el desarrollo de energía solar, mientras que en estados como Oaxaca y Tamaulipas se mejora la eólica.

“También se está contemplando la instalación de generación eólica y solar fotovoltaica en Aguascalientes, Querétaro y San Luis, igualmente en Guanajuato, en San Luis de la Paz, también se ha instalado un parque fotovoltaico y asimismo el gobierno de Querétaro otorgó una autorización para la instalación de otro parque de energía eólica en Huimilpan, con lo cual la zona Bajío se está reforzando no sólo en la generación tradicional, sino también en la generación con energías renovables como es la solar y la eólica”, destacó el empresario.

Detalló que la región Bajío mantiene una ventaja estratégica, al ser un nicho para el establecimiento de nuevos gasoductos, que se suman a la oferta  establecida, tal es el caso del gasoducto de Los Ramones.

En la región centro-occidente, Guanajuato representa 23% de las ventas de energía eléctrica de la zona, San Luis Potosí 12% y Querétaro 10%, contextualizó el también presidente de Gas Natural Fenosa en México.

En cuanto a generación de energía, de la zona citada, San Luis Potosí genera 28.7%, Guanajuato 19% y Querétaro 7.6%, expuso.

“Bajío tiene una situación estratégica porque están llegando gasoductos nuevos, más lo que se está construyendo recientemente, como por ejemplo el de Los Ramones (...) Ahí en la zona los usuarios de energía eléctrica también están creciendo”, refirió.

estados@eleconomista.mx