Monterrey, NL. En venta de vivienda nueva, hubo un crecimiento promedio nacional del 1.6%, sin embargo el estado líder fue Nuevo León, con un crecimiento de 8.4% de enero a junio de 2021 respecto del mismo periodo del año pasado y se espera un buen cierre de año, comentó a El Economista, Jorge Paredes Guerra, presidente de Realty World México.

“Si vemos los números del Reporte del Monitor Inmobiliario, no hubo una caída importante de las ventas de vivienda en ninguno de los segmentos: durante el confinamiento, la gente tenía abierto el Infonavit, los bancos, los registros públicos y catastros se adaptaron, la gente siguió comprando”, expuso el directivo.

Añadió que el Banco de México decidió una política favorable, porque en el momento en que se decretó el confinamiento por el Covid-19, bajaron las tasas de interés y eso favoreció la adquisición de créditos hipotecarios.

En la vivienda usada hubo un crecimiento importante, un 29.4% a nivel nacional, durante el primer semestre de este año. Sin embargo los segmentos con mayor aumento fueron la vivienda residencial, con valor entre 3 millones 192,000 pesos y 6 millones 376,000 pesos, y la vivienda residencial plus con valor superior a los 6 millones 380,000 pesos.

“Fue un refugio para los inversionistas, vieron la oportunidad de invertir, porque en el banco les estaban dando el 2% o 3% por sus inversiones financieras, mientras que en el sector de vivienda el rendimiento más bajo es alrededor de 6% anual, aparte de la plusvalía”, enfatizó el directivo.

En Nuevo León el crecimiento de vivienda residencial de enero a junio de este año fue de 79.5%, “es algo fuera de serie, nunca se había visto”, recalcó.

Expectativas de crecimiento

Paredes Guerra estimó que este año la venta de vivienda va a cerrar bien, debido a que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) incrementó el pronóstico de crecimiento de la economía para quedar en 6.3%, esto coincide con la reapertura de clases presenciales, lo que ayudará a equilibrar la cadena productiva, por ello se espera “que el próximo año sea tan bueno como éste”.

rrg