El gobernador de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme Solís, enfatizó que las obras de infraestructura no se han detenido en el estado, a pesar de la contingencia sanitaria generada por el Covid-19.

Durante un recorrido de supervisión de lo que será el Parque Lineal de Saltillo, y en el que estuvo acompañado por el alcalde Manolo Jiménez Salinas, Riquelme Solís mencionó que Coahuila está en una fase en la que el gobierno del estado no ha tenido que pedir prestado ni “echar mano” del presupuesto que se tenía para obras y proyectos.

Puntualizó que se ha estado utilizando algo de los proyectos que se cancelaron precisamente por la contingencia, y que tenían que ver con turismo, cultura y deporte, lo que les ha permitido hacer frente a esta contingencia.

Asimismo, indicó que se ha tenido un ahorro importante producto de la inmovilidad de las distintas áreas del gobierno estatal.

En el Parque Lineal de Saltillo en su primera etapa se invierten 9 millones de pesos y se espera sea inaugurada, una vez que pase la contingencia sanitaria.

En esta primera etapa se construyeron una cancha de Futbol 7 con gradas de concreto, un skate park, barandales, muros de concreto, canal pluvial; además se plantaron árboles, se instalaron cámaras de seguridad y se rehabilitó una cancha de futbol existente y banquetas.

Además, se está construyendo una segunda etapa de este parque lineal en la que se invierten 10 millones de pesos.

“Esta es una obra emblemática, son obras que transforman una comunidad, por lo que es de interés propio de las autoridades que se pueda estrenar pasando la contingencia”, expuso Riquelme Solís.

Refirió que durante la contingencia han estado supervisando las obras que el gobierno de Coahuila tiene en conjunto con los municipios en todas las regiones.

Por su parte, Manolo Jiménez Salinas manifestó que al igual que este Parque Lineal, se construye el Multideportivo El Sarape, en la Colonia Las Teresitas, que lleva 90% de avance.

estados@eleconomista.mx