Cancún, QR. El sector empresarial del sur y el norte de Cancún anuncia que promoverán amparos en caso de que se apruebe en la Cámara de Diputados la propuesta de reducir de 20 a 10 metros la Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat), porque consideran que los perjudicará en su economía.

La propuesta, en teoría, busca limitar intentos, como el de los clubes de playa, de colocar camastros y apropiarse de las playas.

Se trata de una iniciativa del senador, José Luis Pech Várguez, que plantea modificar los límites de la Zofemat para que en lugar de tener una extensión de 20 metros de ancho de tierra firme se reduzca a 10 metros, en función de los nuevos límites de las Playas Marítimas.

Con el fin de respetar los derechos de propiedad privada ya adquiridos, aclaró, las concesiones vigentes tendrían validez hasta su conclusión.

El espíritu de la propuesta es devolver a nuestro país parte de la soberanía perdida sobre el territorio nacional, el cual se fue cediendo como consecuencia principalmente del crecimiento de la industria turística en los últimos 50 años, dejando sin playas libres y gratuitas a la ciudadanía, expuso el senador.

Cabe recordar que a principios de abril la Secretaría de Marina y la Guardia Nacional, así como policías estatales y ministeriales, retiraron el mobiliario del club Mandala Beach que se había apropiado de su frente de playa para fines comerciales y prohibía el libre tránsito de los bañistas. La propuesta de Morena en teoría pretende terminar con estos abusos.

“En el caso particular de Mahahual se ve claramente que se desconoce de la zona, porque en Mahahual la columna vertebral económica es el malecón y ahí no hay una extensión suficiente de zona federal”, explicó Gerardo Pérez Zafra, representante de los empresarios hoteleros de la zona.

En la zona norte del estado, en un desplegado firmado por alrededor de 40 organismos empresariales, calificaron como un error la iniciativa, pues advierten que Zofemat es y seguirá siendo una tierra de inseguridad a merced de delincuentes que se han apropiado de las playas, además de que generará incertidumbre legal entre los concesionarios que han invertido sus capitales en destinos turísticos.

Merma

Aseguran además que dicha iniciativa deja de lado que son los concesionarios quienes realizan la vigilancia y mantenimiento de las playas, pues el gobierno federal no destina ningún recurso a esta tarea. Por último, señalan que se mermará la recaudación de los municipios, pues son estos los que cobran las concesiones en la Zofemat.

estados@eleconomista.mx

kg