Para el primer trimestre del 2016, 11% de los empleadores en Querétaro tiene considerado algún tipo de contratación de personal, lo que significa 3 puntos porcentuales menos frente a las expectativas que se tenían para el mismo periodo del 2015, de acuerdo con ManpowerGroup.

De acuerdo con los resultados de la Encuesta de Expectativas de Empleo trimestral, que lleva a cabo la firma de consultoría en recursos humanos, para enero-marzo del próximo año 16% de los empresarios en el estado planea aumentar sus plantillas laborales, 5% prevé disminuirlas y 79% espera permanecer sin cambios, lo que da una tendencia neta de empleo de 11% con ajustes estacionales.

Sin considerar la estacionalidad, la entidad reporta una tendencia de 8% para el periodo. La encuesta se realizó aproximadamente entre 40 compañías en el estado.

Respecto de los resultados del cuarto trimestre del 2015, las expectativas de contratación en Querétaro reportaron una caída de 11 puntos porcentuales.

Las proyecciones de empleo en el estado son menores frente a las estimaciones que se reportaron en las otras entidades de la región del Bajío, según la encuesta de Mapower. San Luis Potosí tuvo una tendencia neta de 13%, mientras que Guanajuato y Aguascalientes presentaron un nivel de 19% en promedio.

A nivel nacional, la expectativa neta de empleo es de 13% para el primer trimestre del 2016, con ajuste estacional.

Por región, la información de Manpower indica que el norte del país reporta las expectativas más altas, con una tendencia neta de empleo de 16%, así como el noreste y occidente, con 15% cada uno. La zona centro donde se ubica Querétaro reportó una tendencia de 10 por ciento en el periodo de referencia.

Respecto de los sectores, servicios, comunicaciones y transportes son los que proyectan una mayor contratación para la región centro, así como la actividad manufacturera.

Julien Matalou, gerente divisional comercial para ManpowerGroup, comentó que si bien Querétaro reportó una disminución en la tendencia de contratación para enero-marzo del 2016, se trata de un resultado estacional, además de que el cuarto trimestre del 2015 presentó aspectos extraordinarios por la actividad industrial que hay en la entidad y las plazas de temporada que se generan al cierre de año en los servicios y el comercio.

Pero cuando comparamos en Querétaro, el comportamiento generalmente el primer trimestre va estable o a la baja porque somos un sector que todavía es bastante manufacturero y las empresas son conservadoras entre diciembre, enero y febrero, y después se reactiva la producción , sostuvo Matalou.

[email protected]