Cancún, QR. El director del Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo (CPTQ), Darío Flota Ocampo, consideró que la desaparición del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM) hará más cara la difusión de la oferta turística de las entidades federativas, particularmente en el caso de la contratación de espacios en ferias internacionales.

El funcionario comentó que con el CPTM el costo por la contratación de un espacio para la instalación de estands para cada estado en una feria internacional era en promedio de 1,000 dólares; ahora, dijo, sin la aportación que hacía el CPTM cada entidad tendrá que pagar el costo real de esos espacios, los cuales rondan los 4,000 dólares.

En esa misma proporción incrementará el costo para cadenas hoteleras y demás firmas privadas que se beneficiaban del subsidio que aportaba el CPTM para asistir a las ferias internacionales, añadió.

Flota Ocampo indicó que aún falta por conocer el nuevo esquema de promoción turística que implementará el nuevo gobierno federal, pero de entrada, acotó, la desaparición del CPTM supone cambios a la forma en que se venía desarrollando la participación de los estados en eventos internacionales.

Adelantó que esperan una reunión con el nuevo titular de la Secretaría de Turismo federal, Miguel Torruco, para conocer de primera mano la nueva forma en que se continuará con la promoción turística desde el gobierno de la República, puesto que hasta el momento, destacó, no tiene información oficial al respecto.

El director de CPTQ puntualizó que desde la administración estatal se deberán aplicar los cambios presupuestales necesarios para afrontar el nuevo escenario que se presenta y poder mantener la presencia internacional de los destinos quintanarroenses.

En entrevista, el gobernador, Carlos Joaquín González, coincidió con Flota Ocampo en que los cambios en la política federal de promoción turística obligarán a que Quintana Roo tenga que apretarse más el cinturón, para poder suplir los recursos que aportaba el CPTM y mantener las campañas publicitarias y la presencia de Quintana Roo en los principales foros de la industria turística a nivel internacional.

“Tendremos que hacer más sacrificios; la desaparición del CPTM viene a pegarle por su puesto a la promoción; nos hacen falta recursos, tendremos que sacarlos de otros lados; la sábana es la misma, si la jalas, te destapas los pies; entonces hay que ir ubicando de dónde recortar, estamos estimando ahorro en gasto corriente de hasta 30% para el 2019”, detalló.

Dicha política de austeridad incluirá disminución de sueldos a funcionarios, eliminando papelería, disminución en viáticos, gasolina, mejora de la logística del gobierno, declaró el mandatario.

La cifra 30% de ahorro que se busca para el año entrante tiene como objetivo mantener la inversión en proyectos productivos y poder enfrentar la falta de apoyo para la promoción turística que viene acompañada con la desaparición del CPTM, insistió.

Recientemente, Carlos Joaquín informó que su gobierno incrementará en 100% el presupuesto de promoción turística ante el anuncio de la desaparición.

Este incremento ya está previsto en el Proyecto de Presupuesto de Egresos 2019 que envió al Congreso del estado para su aprobación.

De 200 millones de pesos que se ejercieron en el 2018, el gasto en promoción pasará a 400 millones de pesos para no descuidar la difusión que se hace de Quintana Roo en el extranjero ante la incertidumbre que se ha generado por los cambios presupuestales que está proponiendo el próximo gobierno federal, manifestó.

Recursos propios

Cabe recordar que la semana pasada, Marisol Vanegas Pérez, secretaria de Turismo de Quintana Roo, comentó a El Economista que la desaparición del CPTM obligará a que en el caso de Quintana Roo se suplan con recursos propios 80 millones de pesos que dicho organismo aportaba anualmente para la realización de campañas cooperativas.

Además, el estado tendrá que solucionar con recursos propios la contratación de espacios en las ferias internacionales, cuya función la realizó hasta este año el CPTM.