Puebla, Pue. La crisis económica por la pandemia de Covid-19 está abriendo oportunidades para las cadenas de proveeduría local, sobre todo en las industrias textil y automotriz, para desarrollar más trabajo, debido a las complicaciones de importación de algunas materias primas.

El expresidente local y actualmente vicepresidente nacional de cadenas productivas de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), Horacio Peredo Elguero, explicó que en el caso de Puebla de 250 empresas que se inscribieron a la plataforma de comercio en línea que creó el organismo para acceder a redes de proveeduría, 40% está vendiendo bienes y servicios a otras industrias que se reactivaron tanto en la entidad como en otras partes del país.

Antes de la pandemia, 30% de empresas poblanas registradas había incrementado entre 15 y 20% las ventas, y con la reactivación en agosto del año pasado aumentaron otro 5%, ya que la escasez de materiales en algunos sectores industriales da pauta para que puedan proveer.

El empresario recordó que los beneficiados con la plataforma son de los sectores metalmecánico, autopartes, alimentos, textil, químicos y médico, los cuales estaban colaborando con industrias del Bajío en proveeduría, pero esperan que puedan tener más pedidos a nivel nacional.

Sobre las industrias textil y automotriz, explicó que al ser pilares de la economía poblana, será vital impulsar sinergias para aprovechar y fortalecer la proveeduría local que se genera, ya que empresas, sobre todo algunas de las que están en la plataforma de Canacintra, tienen capacidad de abastecimiento.

Peredo Elguero indicó que “las empresas deben replantear sus estrategias para mejorar su actividad en medio de la pandemia, que sería mejor lograrlo con el apoyo entre todas mediante el consumo interno, porque en otras crisis económicas se ha visto que cada una busca salir adelante de manera individual y tarda más o no lo hace”.

estados@eleconomista.mx