Los Cabos, BCS. El corredor logístico T-MEC, que pretende unir al litoral del Sinaloa con la costa este de Estados Unidos, es uno de los proyectos de desarrollo que contribuirá a detonar el crecimiento de la región del Mar de Cortés, expuso Carlos Ortiz Todd, presidente de Caxxor Group.

Al participar en el panel de Inversiones estratégicas del Foro de Mar de Cortes, subrayó que si bien los proyectos prioritarios del gobierno federal se encuentran en el sur del país, el apetito de la banca de inversión en infraestructura está en el norte del territorio nacional.

Prueba de ello, dijo, es que se busca convertir al puerto de Mazatlán en un centro de distribución logística que una a la costa de Asia con México y, a su vez, con la costa este de Estados Unidos, donde se encuentra 75% de la población de ese país.

Destacó que el potencial de esa terminal marítima estriba en la saturación de los puertos de California, por lo que las navieras internacionales buscan una nueva terminal en el litoral del Pacífico que sirva de entrada a la Unión Americana.

El líder del banco de inversión en infraestructura aseguró que ese corredor logístico, que busca atravesar la Sierra Madre Occidental para unir por tierra el puerto de Mazatlán con el norte del país y de ahí, con la vecina nación del norte, ha contado con la disposición y apertura del gobierno federal, además de que el Senado de la República calificó a esta intención como un proyecto importante.

Dijo que hace alrededor de un mes la Federación recibió la solicitud de la concesión, con lo cual se avanza al proyecto que comenzó a estructurarse en septiembre del 2020, mientras en marzo pasado se entregó el plan maestro a las autoridades.

Lo que sigue es sortear entre seis meses y un año de trámites para obtener la concesión, previa licitación. La construcción del puerto está programada en alrededor de tres años.

A su vez, el economista Luis de la Calle, indicó que la clave del desarrollo de la región del Mar de Cortés no es sólo solucionar lo que está mal, sino identificar aquello para lo que somos buenos.

“Necesitamos construir una región a través del desarrollo de una infraestructura física, pero también una infraestructura social, incluyente, donde se respeten los derechos de los demás y se privilegie la creatividad y el conocimiento”, ahondó.

Contexto

El proyecto de inversión Corredor T-MEC contempla un monto de inversión superior a los 3,300 millones de dólares y consiste en lograr generar un nuevo eje logístico del norte del país y del sur de la Unión Americana, donde se busca también unir al Pacífico de México con Texas.

Para ello se contempla la construcción de cuatro parques industriales y se desarrollará un proyecto portuario para Sinaloa, que tiene como objetivo que sea el mejor y más importante puerto para el norte del país.

Entre los sectores beneficiados destacan el automotriz, agroindustrial, minero y energético. Los estados involucrados son Sinaloa, Durango y Coahuila.

estados@eleconomista.mx