Cancún, QR. Las representaciones de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Quintana Roo, Yucatán y Campeche iniciaron la elaboración de un Plan de Acción Peninsular ante la que consideran la peor crisis que ha enfrentado el país en los últimos tiempos, con más de medio millón de empresas cerradas en México y un número creciente de personas en desempleo que ya supera los 12 millones.

El plan tiene como ejes rectores la diversificación económica, sostenimiento del mayor número de empleos, búsqueda de financiamiento ante la falta de apoyo gubernamental e innovación ante la crisis, temas por los cuales se reunieron los representantes de las delegaciones de Valladolid, Mérida, Solidaridad, Cancún, Chetumal y Campeche.

La dirigente de Coparmex en Cozumel, María del Carmen Joaquín, aseguró que la isla es uno de los tres municipios más afectados del país, tanto por pérdida de empleos como por lo que demorará la recuperación económica, la cual no ha iniciado pese a los esfuerzos de las autoridades locales.

Tan sólo en el turismo, dijo, se estima una pérdida de más de 100 empleos diarios desde que inició la pandemia y Cozumel es ampliamente dependiente de dicha actividad por el sector de cruceros que se quedó sin operar y que no ha podido reactivarse, así como por su condición de isla que le supone depender de insumos foráneos permanentemente.

La empresaria aseveró que la caída del turismo por sí sola va a representar la mitad de la disminución del Producto Interno Bruto nacional (PIB), sin embargo, “el gobierno federal no ha hecho nada específico por atender a esta industria desde que inició la pandemia”.

“Coparmex propuso el salario solidario a nivel nacional, como una forma de cooperación entre gobierno, sociedad y empresas, pero no sucedió nada; ante la pérdida masiva de empleos la propuesta se reformuló para proponer un ingreso mínimo vital que garantice que todos quienes han perdido sus trabajos reciben una cantidad que les permita sobrevivir con lo mínimo durante la crisis, pero tampoco se han atendido estos planteamientos”, explicó.

Dependencia

El dirigente de Coparmex Campeche, Luis Guerrero Escalante, coincidió en que ante la falta de apoyo del gobierno federal, la propuesta del empresariado a nivel peninsular debe ir enfocada hacia la diversificación económica, pues estados como Quintana Roo y Campeche han dependido durante mucho tiempo del turismo y de los ingresos petroleros, respectivamente, “actividades que hoy pasan por crisis sin precedentes a nivel nacional”.

José Luis Mingüer, presidente de Coparmex Chetumal, expuso que la diversificación se podrá capitalizar a través de proyectos como el Parque Industrial con Recinto Fiscalizado Estratégico que se construye en la capital de Quintana Roo, el cual abre la posibilidad de atender la demanda de insumos de la península, y que tiene un amplio potencial exportador hacia Centroamérica.

estados@eleconomista.mx