Zacatecas.- El incendio forestal que se registra en el municipio de Francisco R. Murguía, en cinco días ha consumido 10,000 hectáreas de pastizales y su control es complicado debido al difícil acceso a la zona y altas temperaturas.

En entrevista, el gobernador Miguel Alonso Reyes, afirmó que para el combate del siniestro se requiere apoyo aéreo de la federación.

Informó que desde hoy están en el estado elementos de Protección Civil federal y de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), para apoyar en las acciones de combate.

Reconoció que ha sido difícil sofocar el incendio, ya que las altas temperaturas reavivan lo que se logró combatir durante la noche, además, debido a la dificultad que existe para llegar, los brigadistas se cansan demasiado.

Ante esa situación, recordó que el domingo habló por teléfono con el secretario de Gobernación, Francisco Blake Mora, a quien le solicitó ayuda aérea para sofocar el siniestro, pues considera que es la única forma por la que podrá extinguirse totalmente.

El incendio se controla, pero luego se reaviva por las altas temperaturas que se registran en el lugar del siniestro en la sierra de Guadalupe, entre los municipios de Río Grande, Villa de Cos y Francisco R. Murguía, dijo Alonso Reyes.

Es de mencionar que de acuerdo con la Comisión Nacional del Agua en aquella región l as temperaturas máximas superan los 30 grados centígrados.

Además, debido al estado de alerta, el Ejército Mexicano implementó el Plan DN-III y unos 200 brigadistas, entre ellos 42 militares, protección civil estatal y municipal, y de Conafor, trabajan para sofocar el siniestro.

apr