Puebla, Pue. Los más de 400 comercios del Centro Histórico que se aventuraron a retomar actividades el fin de semana pasado, sin tener la autorización de las autoridades, no serán clausurados al retractarse de esa decisión, dio a conocer el gobernador Miguel Barbosa Huerta.

El lunes pasado, el Ejecutivo del estado emitió un decreto para extender las medidas preventivas y restringir la movilidad humana a fin de intentar frenar los contagios y propagación del Covid-19, en cuyas disposiciones están aplicar clausuras a los negocios que abrieran antes de tener permiso dentro de la reactivación económica que iniciará de manera gradual a partir del 15 de junio.

El mandatario poblano reconoció la disposición de los comerciantes por contribuir a la lucha contra la pandemia, a la par de pedirles que esperen solo estas dos semanas del presente mes para que se vaya dando la incorporación no solo de las actividades catalogadas como esenciales, como son la construcción y la industria automotriz, sino también comercios y restaurantes.

Al igual se refirió a los tianguistas del interior del estado, sobre todo del municipio de San Martín Texmelucan, donde se encuentra el área comercial de ropa más grande, donde 38 organizaciones concentran a más de 20,000 vendedores cada martes, quienes al igual que las autoridades, dicen que llegan alrededor de 200,000 personas para comprar al menudeo y mayoreo.

Dejó en claro que el gobierno estatal no tiene la intención de clausurar negocios en este momento de situación económica difícil, sino de exhortar a que contribuyan no abriendo los locales esta primera quincena del mes para frenar el alza de contagios, entendiendo que han sido dos meses sin actividad.

Restaurantes abrirán 

En entrevista separada, la presidenta de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), Olga Méndez Juárez, dio a conocer que el gobierno estatal autorizará que abran los 750 establecimientos afiliados, dejando atrás la disposición de que solo fueran los que tuvieran terrazas y áreas al aire libre, en cuya situación solo tenían posibilidades el 40% de hacerlo a partir del 15 de junio.

Indicó que esa decisión da oportunidad a los pequeños negocios, que generan entre uno y 10 empleos para reactivarse en la segunda mitad de junio, porque hubo más de 800 despidos de los 5,600 que generan.

No obstante, reconoció que el retomar actividades no significará que vean pronto la recuperación económica, ya que la falta esperar el interés de las familias por salir a comer en plena pandemia.

Méndez Juárez dijo que al menos en el tiempo que funcionaron con venta de comida para llevar o entrega a domicilio, los ingresos apenas fueron del 20%, con lo cual ni hacía costeable tener abierto y pagar el poco personal con que estaban.

En este tenor, dijo que al depender en un 60% de la actividad turística, la cual no se verá en lo que resta del año, tendrán que buscar estrategias para que aumente el consumo local.