Puebla, Pue. Dueños y empleados de negocios ubicados en el Centro Histórico y plazas comerciales se sumaron este martes a la campaña #AbriroMorir de los restaurantes, a fin de exigir que los dejen reabrir o de lo contrario bajarán cortina en forma definitiva al no tener recursos para continuar operando.

Alrededor de las 12:30 horas, los inconformes se apostaron afuera de sus locales con cartulinas para exhortar a las autoridades que los dejen trabajar bajo las normas de seguridad sanitaria, ya que han tenido graves pérdidas económicas, que se agudizan con la nueva suspensión de actividades que está desde el 29 de diciembre y que concluye el 25 de enero, esto ordenado mediante un decreto del gobernador Miguel Barbosa Huerta, debido al alza de contagios por Covid-19.

El personal de comercios considerados no esenciales protestó con el uso de silbatos ante el nuevo confinamiento que lleva más de un mes y que temen se prolongue.

Aunque no laboran en restaurantes, los inconformes usaron cacerolas y silbatos para protestar tanto afuera de los locales, como en las principales avenidas de la angelópolis, cerrando el paso a los vehículos por algunos instantes.

“Necesito llevar dinero a mi casa” “Debo la renta” “Mi familia necesita comer”, son algunas de las consignas que plasmaron en cartulinas los empleados de comercios en esta ciudad.

Salarios mermados

Marco Antonio Prósperi Calderón, presidente local de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servytur), señaló que los trabajadores no pueden continuar con el salario mermado al solo presentarse unos días o están recibiendo lo mínimo de pago, porque los establecimientos están cerrados.

Reiteró que los dueños de comercios son los más interesados en acatar las medidas sanitarias, por ello venían gastando entre 10,000 y 15,000 pesos al mes en productos como gel antibacterial y desinfectantes; además en cubrebocas y caretas para proteger al personal.

En este tenor, dijo que no hay razón para tenerlos en confinamiento, cuando desde el principio se comprometieron con las autoridades para ser responsables en esta pandemia de Covid-19 y reabrir con todas las medidas.

“Todos los comercios y restaurantes no pueden más con la crisis económica en que han caído desde hace casi 11 meses, cuando inició la pandemia, tanto los que están en el primer cuadro de la ciudad como los que operan en plazas comerciales requieren con urgencia abrir y no aguantarán otra extensión del segundo confinamiento”, ahondó.