Tijuana, BC. Un mayor dinamismo tuvo el comercio en la ciudad en el primer trimestre en comparación con el mismo periodo del 2016, indicó el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Tijuana, Mario Escobedo Carignan.

Reconoció que el año pasado fue difícil porque el comercio mostró una caída de 35% y aunque para el arranque se vaticinaba un escenario peor, indicó que comerciantes encuestados manifestaron que esto no fue así, ya que en su mayoría reportaron incrementos en sus ventas entre 10 y 20 por ciento.

Aunque la cifra de incremento es modesta, planteó, al menos representa una recuperación para los comerciantes, ya que al iniciar el año varios sectores estaban en números rojos.

Este comportamiento se debe a diferentes factores dependiendo cada actividad comercial, en términos generales, de que se recupera el peso, el sentido de pertenencia y de mexicanidad, producto de la postura agresiva por parte del presidente de Estados Unidos, esto ha generado un impacto que nos quedemos más aquí , explicó.

Repunte

Entre los sectores que tuvieron un repunte importante se encuentran el gastronómico turístico, inmobiliario, autos usados y abarroteros, estos tres últimos con un incremento de 20 por ciento.

El repunte en el sector de ferreterías se debe a una reactivación en el sector de la construcción.

Pese a la situación económica, el consumidor sigue confiando en la ciudad , indicó.

Escobedo Carignan reveló que es conveniente señalar que sectores como el de las llantas usadas y los gasolineros fueron los únicos que reportaron un decremento de entre 12 y 20 por ciento.

En el caso de los llanteros, se tuvo este comportamiento, debido a que no había sido autorizada la cuota de llantas del 2017; y en lo que respecta a los gasolineros, afectó el cierre de la terminal de Rosarito, por las protestas realizadas y porque este año ya no estuvo en operación el mecanismo de homologación de precios con San Diego.

estados@eleconomista.mx