El Gobierno de la Ciudad de México y el Servicio de Administración Tributaria (SAT) buscan formalizar a un mayor número de empresas y negocios que actualmente trabajan en la informalidad, a través del programa Súmate.

En conferencia de prensa, Margarita Ríos-Farjat, jefa del SAT, explicó que este programa buscará ayudar a pequeños comercios, como taquerías, florería, fondas y demás, para que se unan al padrón de contribuyentes, o bien, aprendan a facturar si es que ya están inscritos.

“Si no están en el sector formal, no tenemos acceso a muchos servicios de seguridad social, créditos, están en orden fisco, no tenemos derechos”, indicó en la presentación que tuvo lugar en el Mercado Medellín, en la colonia Roma de la capital del país.

Agregó que este programa no tiene un fin recaudatorio; no obstante, refirió que no “tiene nada de malo contribuir a la nación para los gastos públicos, pero ésa no es la finalidad de este programa, sino más bien atacar la informalidad para darle seguridad jurídica a las personas. No hay que tenerle miedo a la formalidad”.

El programa Súmate se creó en el 2006 bajo el nombre de Programa de Actualización y Registros, mientras que en el sexenio de Enrique Peña Nieto se llamó Crezcamos Juntos, y ha estado en diferentes entidades del país, siendo la primera vez que está en la ciudad.

Con este programa, el SAT recorrerá las calles para invitar a todos los negocios informales a sumarse al padrón y darles asesoría personalizada para que puedan adherirse al Régimen de Incorporación Fiscal, el cual les da ciertas facilidades a los contribuyentes.

Asimismo, se les dará asesoría para que revisen su estado de cumplimiento, activen su Buzón Tributario y presenten su declaración anual, entre otras dudas que puedan surgir.

Según el SAT, no habrá represalias para quienes decidan no adherirse al programa.

En los siguientes cuatro meses del año en curso se espera que el programa Súmate visite 18,500 negocios y/o personas en 12 estados de la República. La Ciudad de México será la encargada de empezar este programa en esta nueva administración, mientras que las siguientes entidades serán Nuevo León y Guanajuato.

Transición

Arturo Herrera, secretario de Hacienda y Crédito Público, acotó que usualmente se sataniza a aquellos contribuyentes que están en la informalidad, cuando más bien se les debe ayudar a entrar al padrón de contribuyentes y cumplir con sus obligaciones fiscales.

“Lo que tenemos que hacer es ayudarlos a que hagan una transición relativamente fácil con bajos costos (...) Hay que reconocer que los contribuyentes no pagan impuestos no porque no quieran, sino porque no se los hacemos fácil”, declaró.

Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la capital del país, informó que entre los beneficios para los contribuyentes que se sumen a este programa estará el acceso a créditos sociales que van de 6,000 hasta 350,000 pesos.

Añadió que, de esta manera, se estará apoyando a 35,000 pequeñas empresas a través de los créditos, además de generar alrededor de 100,000 empleos nuevos.

[email protected]