El Centro Estatal de Salud Mental (Cesam) atiende a 35,000 pacientes al año y remite de 13 a 17 pacientes al mes a San Luis Potosí o la Ciudad de México para su hospitalización.

De acuerdo con la directora del centro, Marbella Espino, estadísticas oficiales revelan que casi una cuarta parte de la población mundial padece de algún trastorno mental, por lo que es necesario articular servicios médicos que integren la salud mental y la atiendan desde un primer nivel, con diagnósticos y tratamientos certeros.

En Querétaro los principales padecimientos que se atienden en adultos son la depresión, los trastornos de ansiedad y psicóticos, mientras que en niños y adolescentes el trastorno por déficit de atención e hiperactividad es la principal condición.

Al no haber un hospital psiquiátrico público en Querétaro, el Cesam remite entre 13 y 17 pacientes al mes al hospital Fray Bernardino, en la Ciudad de México, o al de San Luis Potosí, para su atención e internamiento, pues su condición no puede ser controlada en las instalaciones del centro.

Existe una cama de tránsito en el Hospital General de Querétaro para urgencias psiquiátricas; sin embargo, se pretende contar con camas para salud mental en el resto de los hospitales que hay en la entidad, refirió la directora.

Existe disposición de las autoridades y el apoyo de acercar los servicios para atender oportunamente a los pacientes con algún trastorno mental , dijo Marbella Espino.

Actualmente, mediante la telemedicina psiquiatras del Cesam brindan consultas a pacientes en municipios alejados de la capital, como Jalpan, para evitar su traslado y el desapego al tratamiento.

[email protected]