Monterrey, NL. Pese a la pandemia de Covid-19, de enero a julio se han comprado en Nuevo León 39,784 automóviles, estas unidades representan una caída del 35.9%, en comparación con el mismo periodo del año pasado, en el que se comercializaron 62,054 unidades, comentó a El Economista, Guillermo Rosales Zárate, director adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

“El mayor impacto corresponde a los vehículos subcompactos, son los que han disminuido de manera importante en todo el país. Es natural cuando hay crisis, el perfil más sensible es el de menores ingresos, estamos resintiendo la pérdida de empleo, la disminución de ingresos y no deja de ser doloroso el panorama”, recalcó.

La disminución de ventas de automotores en Nuevo León superó al promedio nacional que tuvo un descenso de 31.7%, anotó Rosales Zárate.

Explicó que esto se debe a que la paralización de la economía en los meses de abril y mayo afectó principalmente al sector industrial del norte del país y a Nuevo León, porque tienen una mayor contribución a la economía en manufactura y servicios.

“Estas regiones industrializadas son las que tendrán una mejor recuperación en los años por venir, en cambio, las vinculadas con el turismo como Quintana Roo y Baja California Sur, tendrán un mayor periodo de recuperación y mayor afectación en el tiempo”, explicó.

Protocolos

La principal preocupación del sector, dijo, está vinculada con asegurar que el servicio que se brinda a través de distribuidores del país, sobre todo los de Nuevo León, están muy enfocados en protocolos más estrictos que las disposiciones oficiales.

AMDA en conjunto con la Secretaría de Salud, la Secretaría de Economía y Trabajo trabajan de manera coordinada para monitorear que se cumplan con los protocolos sanitarios.

“Estamos satisfechos con el trabajo que se ha venido haciendo (...) Necesitamos tener atención ágil para mantener la apertura, ya que en un periodo de crisis disminuye el número de clientes con el perfil factible para comprar o para ser aprobado con créditos”, añadió el directivo de AMDA.

Al mes de julio participaron 62.8% de vehículos nuevos financiados respecto al total que se comercializó, de acuerdo con datos de AMDA.

estados@eleconomista.mx