La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, informó que la administración que encabeza retomará la construcción del tramo 3 del Tren Interurbano México-Toluca.

En videoconferencia de prensa, la mandataria adelantó que la decisión se tomó después de reunirse con el nuevo titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Jorge Arganis Díaz Leal, quien sustituyó a Javier Jiménez Espriú.

En dicha reunión se señaló que la SCT prefiere que la capital del país se encargue nuevamente de la construcción de un tramo, ya que hay un contrato que aún no se cierra.

“Nos han dicho que prefieren que otra parte la retomemos nosotros, porque había ahí un contrato que todavía no se cerraba. Entonces, ya estamos trabajando con ellos, hay una reunión mensual que se tiene con el presidente de la República para darle seguimiento a las obras federales metropolitanas”, recalcó Claudia Sheinbaum.

“Sí vamos a retomar una parte del Tren Interurbano y ya se los informaremos en el momento que ya lo tengamos, qué recurso significaría”, agregó.

Explicó que para el desarrollo de esta obra se tendrá que firmar un convenio con la SCT, así como revisar el avance de la obra y el incremento en los costos; en ese sentido, precisó que una vez que se concreten todos estos ajustes se informará a detalle.

Sheinbaum Pardo recordó que también están supervisando el desarrollo de la estación Observatorio, ya que ahí llegará el Tren Interurbano.

“No solamente es el tema de la propia estación Observatorio y el transporte tanto foráneo como local que llega ahí, sino en general todo el entorno de Observatorio, que es muy importante restructurarlo a partir de la llegada del Interurbano”, ahondó.

Contexto

El Tren Interurbano México-Toluca es una de las obras de infraestructura que heredó el gobierno de Andrés Manuel López Obrador por parte de la administración de Enrique Peña Nieto; el objetivo del proyecto es unir a la región del Valle de México, particularmente a la capital del país con el Estado de México.

De acuerdo con el gobierno federal, con su construcción se recorrerán 57.87 kilómetros en 39 minutos; irá de Zinacantepec a Observatorio. También contará con 30 trenes, de cinco vagones cada uno, y el transporte tendrá capacidad para trasladar a 230,000 usuarios al día.

A pesar de lo planteado, se han registrado retrasos en el proyecto que debió ser inaugurado hace más de dos años; actualmente la obra tiene un avance total del 90.6%, de los tres tramos de obra pública, los primeros dos (ubicados en el Estado de México) llevan un avance de 94%, mientras que el tercero (que está en la Ciudad de México) lleva menos de 40 por ciento.

Asimismo, se suman los sobrecostos. Hasta junio de este año se han destinado 70,370 millones de pesos; sin embargo, en el 2014, el proyecto se registró con un monto de 21,504 millones, sin considerar estudios complementarios.

Recientemente el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, dio a conocer que el proyecto ferroviario está mal hecho, pero por el avance que se tiene no es viable detener la obra; aseguró terminarlo para el 2022.

“Les recuerdo que originalmente pensaban que lo iban a terminar con 30,000 millones de pesos. Ya se han ejercido más de 60,000 y todavía se requieren 20,000 para terminarlo. Tenemos ya el presupuesto y ya se están liberando los fondos para que se concluya”, sostuvo.

estados@eleconomista.mx