La jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, informó que en esta semana estará realizando una evaluación para saber los impactos que se están dando por el cambio de color a naranja del semáforo epidemiológico.

En conferencia virtual de prensa, detalló que específicamente se quiere saber si ha aumentado la movilidad de la población de manera desordenada; (ya que este factor podría provocar que aumenten los contagios y se vuelvan a paralizar las actividades económicas).

“Vamos a esperar unos dos días para poder hacer una evaluación, la información que tenemos tanto de tránsito vehicular, como de antenas de teléfono, como de uso de transporte público. Ayer

tuvimos un ligero incremento, pero queremos esperar unos dos días más o menos, para poder hacer una evaluación”, explicó.

En ese sentido, la mandataria recordó que el cambio de color del semáforo no significa que la pandemia haya terminado, por lo cual hizo un llamado a que si la gente puede quedarse resguardada en casa lo haga; y que aquellos establecimientos que pertenecen a las actividades que fueron activadas en esta etapa sigan las normas sanitarias.

“La pandemia sigue en la ciudad, no es que haya acabado, entre todos nos tenemos que cuidar. Disminuimos el número de personas que entran a los hospitales y consideramos que podemos seguir en este camino de la reducción, si entre todos nos protegemos”, ahondó.

“En la medido de lo posible debes permanecer en nuestra casa si no tenemos que salir, quiere decir también que si salimos es indispensable y riguroso el uso de cubrebocas, mantener las manos limpias, mantener la sana distancia y que al menor síntoma de enfermedad respiratoria permanezcamos en casa y utilicemos el sistema del Gobierno de la Ciudad, el SMS, 51515, llamar a Locatel para que puedan tener un seguimiento médico de su enfermedad y orientarlos a que puedan hacerse una prueba”, reitero Sheinbaum Pardo.

La mandataria resaltó que en esta etapa del semáforo se están implementando los mecanismos de visitar casa por casa, así como el ubicar la red de contactos de un paciente contagiado; en conjunto ayudarán a que se tenga mayor control de la pandemia.

“Entonces, este mecanismo con el tocar casa por casa, el hacer un seguimiento epidemiológico en las colonias donde sabemos que hay más personas positivas, más aparte la orientación general de atención médica temprana, todo esto es parte de estos programas, donde requerimos de la colaboración de la ciudadanía”, dijo.

Se podría regresar

Cabe recordar que cuando fue la presentación del cambio al semáforo naranja, la mandataria afirmó que si se registra un alza en la tendencia de ocupación hospitalaria (la cual sea mayor a 65%) y de casos se podrían cerrar nuevamente las actividades económicas y regresar al color rojo del semáforo.

“Y es importante decir que, si revierte la tendencia en ocupación hospitalaria, pues tendremos nuevamente que cerrar algunas actividades”, acotó en ese momento.

[email protected]