Puebla, Pue. Debido a las largas filas en los 17 centros de verificación vehicular en el estado por parte de automovilistas que tienen multas por no cumplir con esta obligación y que se les dio una extensión para ponerse al corriente en los últimos días de julio, el gobernador electo, Miguel Barbosa Huerta, anunció que se dejará permanente ese programa en lo que resta del presente año cuando asuma funciones el 1 de agosto.

De acuerdo a datos de la Secretaría del Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial, alrededor del 60% del millón 80,000 unidades registradas cumplen regularmente con verificar y con el programa extemporáneo para los morosos esperan que otro 20% cumpla sin que se les cobre multas.

A través de su cuenta de Twitter, el mandatario entrante hizo el anuncio de la extensión por considerar que se trata de un monopolio ineficiente, el cual, aseguró, que terminará cuando inicie su gestión sin abundar en los detalles.

Mencionó que con esto se dejará de dar molestia a los ciudadanos, que en las últimas dos semanas llegaban hasta una noche antes a los centros de verificación para cumplir, perdiendo hasta más de mediodía en las largas filas de vehículos.

La administración saliente dejará un estudio sobre la necesidad de tener más centros de verificación, esto ante el aumento de unidades en estado y con esos establecimientos concesionados, son insuficientes para atender la demanda sobre todo en la ciudad de Puebla que concentra al 50 por ciento.

Y es que existen quejas de que también hay anomalías sobre el servicio, porque unidades con dos años de antigüedad no pasan las pruebas, lo cual dijeron resulta sospechoso porque unidades de modelos más atrás sí logran verificar.

abr