Tijuana, BC. La industria de productos médicos en Baja California se posiciona como líder nacional pero, de acuerdo con las empresas y el clúster del sector, proyectan colocarse como los principales en América Latina.

El tesorero del Clúster de Productos Médicos de la entidad, Miguel Ángel Félix Díaz Alonso, refirió que una de las ventajas es la cercanía con Estados Unidos y la mano de obra calificada, por ello las compañías que manufacturan los productos han conseguido mantener el liderazgo.

Dijo que representar a la industria ha significado un repunte en la oferta laboral e impacto económico para los bajacalifornianos, ya que las maquilas eligen al estado por su posición geográfica, lo que implica más inversión.

“Somos 75 empresas en el estado que fabricamos productos médicos y aquí en Tijuana tenemos 49. A nivel de estado ofertamos alrededor de 65,000 empleos y aquí en la ciudad alrededor de 48,000”, indicó el tesorero.

El clúster ha presentado una tasa de crecimiento anual de 8% en Baja California, por lo que representa un incremento alentado para el sector, aunque Félix Díaz Alonso comentó que aún existen áreas de oportunidad que deben capitalizar.

“Los retos actuales como clúster es incrementar la proveeduría nacional. Ahorita tenemos en promedio 2.5 a 3% de integración de productos nacionales. Vemos que hay un potencial de 1,500 millones de dólares que compra el sector; sin embargo, nada más estamos dando un pequeño pellizco de 3%, entonces hay una oportunidad muy grande para crecer”, advirtió.

Estrategia

La directora del Clúster de Productos Médicos en la entidad, Cecilia Romero, expuso que el sector proyecta que el crecimiento alcance hasta 9% durante el 2019, debido al trabajo conjunto entre organismos, compañías industriales e instituciones de educación superior, que se coordinan para promover a la industria en otros países.

Se trata de una estrategia integral que abarca desde la promoción de las oportunidades de inversión que existen en la entidad, además de la capacitación no sólo de estudiantes sino de los mismos trabajadores del sector para responder a las necesidades de las firmas, así como la exigencia de mejor infraestructura para agilizar la importación y exportación de la producción de las compañías.

"Llegamos a la conclusión que un ligero cambio podría generar una mejor sinergia entre proveedores y compradores en beneficio del desarrollo del sector, las industrias locales de productos médicos pueden esperar más proveedores de mucha calidad que cumplan con los requerimientos”, agregó.

Según la Secretaría de Desarrollo Económico estatal, en el primer trimestre del 2018, Baja California captó 428 millones de dólares de Inversión Extranjera Directa, aportando 4.5% del total nacional; los indicadores locales reflejaron que al menos 6% de las actividades que generaron la inyección de ese capital están relacionadas con la industria de productos médicos.

[email protected]mx