Tijuana, BC. Baja California es el segundo productor más importante de tomate rojo a nivel nacional, con una producción superior a 220,000 toneladas anuales y un crecimiento por arriba de 12 por ciento.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Fomento Agropecuario (Sefoa) del estado, en el 2009 se tuvo una cosecha de 180,135 toneladas, con un valor de 1,693 millones de pesos, mientras que en el 2010 aumentó a 221,626 toneladas, con un valor de 2,528 millones.

Baja California es uno de los productores de tomate rojo más importantes del país, sólo detrás de Sinaloa. El rendimiento por hectárea aumentó de 55.8 a 62.42 toneladas en el periodo 2009-2010.

DESTACA ENSENADA

El municipio de Ensenada por sí solo es el que posee la mayor producción en el país, al aportar 99.4% del total de la entidad, refiere Antonio Rodríguez Hernández, titular de la Sefoa.

En el estado se encuentran 25 empaques, la mayoría de estos en San Quintín, ubicado al sur de Ensenada, donde la producción bajo invernadero ha generado rentabilidad gracias a la implementación de tecnología como la malla sombra en invernaderos, lo que ha permitido elevar año con año los niveles.

El Secretario de Fomento Agropecuario agrega que en la entidad se producen alrededor de 12 millones de cajas de tomate, la gran mayoría de éstas destinadas a su exportación, cerca de 90 por ciento.

Expuso que durante el 2010, en el estado se cultivaron 1,500 hectáreas, de las cuales a San Quintín correspondieron 1,300 con malla sombra, 110 hectáreas en invernadero y 650 en cielo abierto.

Según información de Sistema Producto Tomate, su cultivo mediante estos sistemas de malla sombra e invernadero hace que las temporadas se mantengan prácticamente todo el año, generando alrededor de 50,000 empleos en el estado.

RECONOCEN CALIDAD

El funcionario estatal destaca, además, que el tomate rojo producido en Baja California se encuentra en la lista de certificación de la FDA (Federal Drug Administration) de Estados Unidos, como un producto libre de salmonela, aunque la autoridad vigila permanentemente que las condiciones del transporte de este vegetal sean bajo los estándares de sanidad acordados.

scervantes@eleconomista.com.mx