Guadalajara, Jal. Con 66% del mercado de gas natural para vehículos automotores en la zona metropolitana de Guadalajara, la empresa jalisciense Borealgas —única empresa local en el sector— proyecta crecer este 2019 con tres estaciones de servicio en la zona metropolitana, así como establecerse en los estados de Colima y Nayarit.

Debido a que el gas natural es un combustible 50% más barato y emite 80% menos contaminantes a la atmósfera que la gasolina Magna, empresas de transporte público, las que distribuyen productos a través de flotillas, los vehículos de uso intensivo como taxis y el parque vehicular del gobierno en sus diferentes niveles, han optado por convertir sus vehículos para utilizar gas natural.

“El litro de gas natural está en 9.99 pesos y el litro de gasolina Magna está en 20.20 el litro al público”, dijo a El Economista el socio fundador de la compañía, Diego Bouquet Gómez.

Indicó que a dos años de haber iniciado el proyecto, Borealgas cuenta con una estación de servicio “madre” que requirió una inversión de 60 millones de pesos con capacidad para abastecer hasta siete estaciones virtuales que requieren inversión de 15 millones de pesos cada una.

“Es la estación que está conectada al ducto, entonces, tienes un flujo constante de la molécula del gas y la estación virtual es similar a una gasolinera; es decir, son estaciones que están en algún punto sin conectarse a un ducto, pero tienen tanques de almacenamiento”, afirmó.

“A nosotros nos llega la molécula (a la estación madre), la comprimimos en una especie de pipas GTM que son más pequeñas que las pipas de gasolina, comprimimos la molécula y ya se lleva a la estación donde se descomprime”, explicó.

Unidades de negocio

Además de abastecer gas natural, la empresa jalisciense cuenta con otras unidades de negocio como el taller de conversión de vehículos y el área de financiamiento para que los consumidores puedan acceder a un crédito que les permita pagar dicha migración.

De acuerdo con Diego Bouquet, quien además es vicepresidente del Consejo Coordinador de Gas Natural Comprimido (CCGNC) en Jalisco, la conversión para un taxi de cuatro cilindros cuesta 34,500 pesos, para lo cual se otorga financiamiento a los trabajadores del volante, a través de empresas financieras que participan con el CCGNC.

“Se les otorgan esquemas de financiamiento; el más popular funciona recaudando a través de sus cargas de gas. El taxista desde que convierte va a la estación a cargar y cuando paga el litro, una parte va para pagar el litro, que son los 9.99 pesos, y el diferencial que son como 5 pesos, se lo abonan a su crédito y con eso están pagando la conversión en sus cargas”, detalló Bouquet Gómez.

Añadió que un taxista en promedio cubre su financiamiento entre 12 y 18 meses, y a partir de entonces el ahorro de 50% en el precio del combustible es íntegro para él.

Debido al beneficio ecológico que representa el uso de gas, la Ley de Movilidad y Transportes del Estado de Jalisco ofrece a los taxistas que utilicen dicho combustible dos años adicionales de permiso para prestar el servicio, en comparación con los que usan gasolina.

Cada estación de servicio tiene capacidad para abastecer 200 autobuses o 1,000 vehículos particulares diarios.

“Somos la única empresa en Jalisco que tiene la capacidad de convertir los vehículos y abastecerlos”, puntualizó el empresario.

En dos años de servicio, dijo Bouquet, los clientes de la empresa han ahorrado 82 millones de pesos en combustible, toda vez que, en promedio, un taxista ahorra 50,000 pesos por año y una firma 100,000 pesos por unidad cada año, lo que le garantiza la renovación de sus unidades de reparto.

[email protected]