Querétaro, Qro. Grupo Aeroméxico y Delta Air Lines invertirán 40 millones de dólares en el Aeropuerto Intercontinental de Querétaro para la construcción de su nuevo centro de mantenimiento, reparación y revisión mayor de aeronaves (MRO, por su sigla en inglés), el más grande del país. El proyecto generará 1,400 empleos directos.

Actualmente, el MRO se ubica en Guadalajara. Sin embargo, por los conflictos legales que mantienen el gobierno federal y un grupo de ejidatarios desde la década de los 70 por la posesión de los terrenos donde se asienta el Aeropuerto Internacional de Guadalajara, ambas empresas decidieron construir su nueva base de mantenimiento en Querétaro ante la falta de superficie para crecer las instalaciones en la terminal tapatía.

Debido al proceso legal que existe con el Ejido El Zapote, la terminal aérea no solo perdió la base de mantenimiento de las aerolíneas, sino que amenaza con impedir también la construcción de una segunda pista para el aeropuerto.

El problema legal con el ejido data de 1975, cuando el gobierno federal les expropió más de 300 hectáreas de terreno sin pagar por ello una indemnización. Hace cinco años, las autoridades hicieron una oferta a los propietarios de las tierras expropiadas, la cual fue rechazada por éstos. En el 2009, los ejidatarios obtuvieron un amparo contra el decreto.

SERÁ EL MÁS GRANDE DEL PAÍS

Durante la firma de un Memorándum de Entendimiento entre las empresas, el gobernador del estado, José Calzada Rovirosa, aseguró que el centro de mantenimiento, cuya construcción se estima concluirá a finales del 2013, será el más grande del país.

Grupo Aeroméxico detalló que ambas aerolíneas invertirán en partes iguales para trasladar sus instalaciones del MRO de Guadalajara a Querétaro y ampliar el trabajo de reparación existente para aviones de su flota, así como para otras aerolíneas.

El proyecto, de acuerdo con el grupo, representa una de las inversiones en infraestructura aeronáutica más importantes en México en los tiempos recientes y muestra que el trabajo conjunto entre la Iniciativa Privada y el sector público beneficia el crecimiento económico del país.

Andrés Conesa, director general de Grupo Aeroméxico, manifestó que la inversión se trata de un claro reconocimiento a la calidad y servicio que tiene la mano de obra de México y -en particular- de la compañía, puesto que vendrá a consolidar y complementar los servicios de mantenimiento y reparación mayor que ambas aerolíneas ofrecen desde hace seis años dentro de la división de mantenimiento de Aeroméxico.

La extensión del MRO será de 100,000 metros cuadrados para tres hangares con capacidad para alojar y hasta a siete aeronaves de forma simultánea.

estados@eleconomista.com.mx