Aeropuertos y Servicios Auxiliares (ASA) invertirá este año 146.9 millones de pesos para la modernización del Aeropuerto Internacional de Chetumal y ofrecer una mejor experiencia de viaje, de acuerdo con el programa anual de obra pública del organismo dirigido por Alfonso Sarabia de la Garza desde octubre del 2014.

Así, la capital de Quintana Roo se prepara para convertirse en la sede de la Secretaría de Turismo federal, actualmente en la Ciudad de México, a partir de julio, y buscar la ubicación cercana de una estación del Tren Maya, que por el momento no está contemplada.

La ampliación del edificio de pasajeros, la construcción de una torre de control y del sistema de incendios, son los tres proyectos (de 14) que mayor inversión requieren: 48, 37 y 16 millones de pesos, respectivamente. Además, se ha considerado un nuevo estudio sobre el flujo de pasajeros.

El año pasado, la terminal de Chetumal fue la cuarta, de las 19 administradas por ASA, con mayores pasajeros nacionales atendidos (321,657, lo que representó un incremento de 16.9% respecto al 2017), aunque en internacionales pasó de 391 a 128 usuarios.

Interjet, Volaris, Viva Aerobus y MAYAir son las aerolíneas que tienen vuelos regulares en ese aeropuerto. Las tres primeras conectan con la Ciudad de México y la cuarta realiza un puente aéreo con Cancún. Desde el 2 de febrero, Volaris sumó la ruta Guadalajara-Chetumal.

Los trabajos de modernización del aeropuerto iniciaron en el 2014, aunque las complicaciones económicas de ese año ocasionaron retrasos y debieron ser concluidos en el 2017, lo cual no ocurrió. Este año, nuevamente cuenta con recursos presupuestales.

“El aeropuerto de Chetumal se encuentra ubicado en un estado con gran afluencia de turistas y que posee la infraestructura hotelera más desarrollada del país y en un entorno muy competido por los aeropuertos de Cancún y Cozumel, lo que provoca el menor flujo de pasajeros. Sin embargo, a futuro se prevé que el potencial turístico del sur de la región atraerá un creciente número de turistas”, consideró ASA.

Intereses compartidos

El interés y la premura de modernizar la terminal que opera ASA son compartidos con las autoridades estatales.

El pasado domingo, luego de la presentación de la Estrategia Nacional de Turismo, el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, mencionó a través de redes sociales que “para aprovechar de manera estratégica el aeropuerto internacional de la capital, solicité al presidente Andrés Manuel López Obrador considere la ubicación de una estación del Tren Maya en la ruta Bacalar-Chetumal”.

El mandatario local tenía claro que dicha infraestructura será mejorar en breve. Incluso, ya es público el proyecto de convocatoria para la ampliación del edificio de pasajeros, donde se menciona que ASA cuenta con suficiencia presupuestal para el ejercicio fiscal 2019, autorizado con cargo a la cuenta, mantenimiento y rehabilitación de las vías de comunicación.

Se prevé que a finales del próximo mes se publique la versión final y en abril inicien los trabajos del primer proceso de licitación.

“La ampliación del edificio considera planta baja y entrepiso. En la planta baja se ubica el vestíbulo, el área de documentación y oficinas de aerolíneas, oficinas de Sagarpa (ahora Sader- Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural-) y Salud, concesiones y sanitarios. El ingreso a sala de última espera cuenta con un punto de inspección de pasajeros con arco detector y máquina de revisión, ya dentro de la sala se cuenta con concesiones y sanitarios para hacer más agradable la estancia de los pasajeros a la espera de su vuelo”, detalló ASA.

Otras actividades que considera el organismo son la sustitución de cableado en pista, rodaje y plataformas, la demolición del cuarto de máquinas, adecuaciones al actual edificio terminal y la supervisión de las obras que se realicen.

[email protected]