Cancún, QR. El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), anunció que Chetumal recibirá los beneficios fiscales de la zona libre que están previstos para la frontera norte del país.

“Acabo de anunciar que se va a llevar a cabo el programa de la zona libre en la zona norte. Allá desde el 1 de enero del 2019 va a bajar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) de 16 a 8%, lo mismo se va a reducir el Impuesto Sobre la Renta (ISR) a 20%; se van a homologar los precios de los combustibles, de la energía eléctrica con los precios de Estados Unidos, y va a aumentar el salario mínimo al doble; vamos a establecer este plan y acabo de hacer este compromiso de que se va a aplicar este mismo programa en Chetumal, es decir, va a haber zona libre en Chetumal”, declaró.

AMLO adelantó que se va a “blindar” primero la zona norte de México para que no haya problemas de evasión fiscal, para que no se establezcan oficinas en la frontera norte que facturen bajo este régimen fiscal “y de esta manera se haga fraude. Estamos preparando ya modificaciones fiscales y una acción de convencimiento para que todos los ciudadanos, los contribuyentes actuemos con responsabilidad, desde la conciencia ciudadana, para que no haya necesidad de medidas coercitivas”.

Inmediatamente después de que inicie el programa de zona libre en el norte del país, se procederá a aplicarlo en Chetumal, cabecera del municipio de Othón P. Blanco, dijo, el cual cabe mencionar que tiene aproximadamente 120 kilómetros de frontera con Belice.

Antecedente

Quintana Roo tuvo hasta el 2014 un IVA diferenciado respecto del resto del país de 11%, en su calidad de entidad fronteriza con Belice. Con la reforma fiscal de ese año, el IVA se homologó a 16%, a pesar de la férrea oposición que manifestó casi de manera unánime el sector empresarial de todo el estado, ya que la tasa diferenciada no sólo aplicaba para el Chetumal, sino para toda la entidad.

Actualmente, Quintana Roo mantiene los beneficios del decreto de régimen fronterizo, el cual permite a las empresas importar 1,734 fracciones arancelarias a tasas preferenciales de 0 y 5%, entre otra serie de beneficios no arancelarios como la exención para ciertos productos de cumplir con ciertas normas oficiales mexicanas en cuanto a envasado y empaquetado.

Repercusiones

Luis García Silva, delegado federal de la Secretaría de Economía en Quintana Roo, aseguró que, de entrada, el anuncio hecho por el presidente electo es muy positivo para Quintana Roo, ya que resulta muy atractivo para la industria de la transformación por la diferenciación de precios que supone adquirir la proveeduría 8% más barato que en el resto del país.

Industria agropecuaria en el sector primario, y de transformación en el sector secundario podrían verse potencializadas de manera importante, aseguró. Independientemente de que el sector servicios y turístico también podrían verse beneficiadas por una mayor competitividad en precios finales al consumidor, añadió, respecto de otros destinos del sur de Quintana Roo como Bacalar o Mahahual, que mantendrán el IVA de 16 por ciento.

Además de ello, cruzan alrededor de 700,000 beliceños anualmente a través de Chetumal hacia territorio mexicano, de los cuales la mayoría se quedan en la capital de Quintana Roo para hacer compras o consumir servicios turísticos; el resto se interna hacia Cancún para hacer uso de su conectividad aérea, mientras que otro porcentaje visita las principales zonas turísticas de la península de Yucatán como Chichén Itzá o Tulum.

El delegado federal dijo que la balanza comercial entre México y Belice es actualmente de 10 a 1, es decir, por cada 10 dólares que nuestro país exporta en productos, ellos nos venden sólo 1. Anualmente, las exportaciones a Belice rondan los 100 millones de dólares.

Ante este panorama, Chetumal podría tener la oportunidad de incrementar su planta productiva para aprovechar esta ventaja competitiva e incrementar las exportaciones hacia Centroamérica, refirió.

Al anuncio de la zona libre para la frontera sur del país, se añade el proyecto del gobierno estatal, el Parque Industrial de Quintana Roo con Recinto Fiscalizado Estratégico, que se construye en la frontera con Belice, donde cuatro empresas ya anunciaron su instalación.

La primera etapa del complejo tendrá 62,000 metros cuadrados de naves industriales techadas. En total se prevé la construcción de 60 naves de 300, 600 y 1,200 metros cuadrados para las pequeñas y medianas empresas, ocho naves de 3,000 metros cuadrados y tres naves de 6,000 metros cuadrados, las cuales suman en conjunto un total de 71 naves industriales.

Adicionalmente, cada nave contará con un área de oficinas, además, se añadirán áreas comerciales de aproximadamente 45,000 metros cuadrados, sitios para taxis, autobuses y un estacionamiento. Todo el recinto comprende 300 hectáreas.

Responsabilidad empresarial

García Silva indicó que habrá que esperar a conocer el detalle de la propuesta de decreto o iniciativa de ley y su aplicación real en las fronteras, pues recordó que cuando Quintana Roo tenía una tasa diferenciada del IVA de 11% contra 16% del resto del país, esto no se veía reflejado en los precios finales al consumidor.

De hecho, ésta fue la principal causa que en el 2014 la Secretaría de Hacienda y Crédito Público argumentó para homologar el IVA en Quintana Roo, pues las empresas nunca transfirieron ese beneficio fiscal al consumidor final.

El funcionario consideró que la permanencia de este privilegio que volvería a otorgar, ya no a todo el estado sino sólo a la capital, dependerá de cómo lo apliquen las empresas a su favor, ofreciendo de manera real precios más competitivos, y no sólo absorbiendo el beneficio para ellas mismas.