El presidente de la Comisión de Hacienda de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), Andrés Atayde Rubiolo, se pronunció por regular los recursos excedentes que genera la Ciudad de México, toda vez que una cosa es ser conservador a la hora de estimar los ingresos, dijo, y otra es seguir con la tendencia de subestimarlos.

Luego de analizar la Cuenta Pública 2017, indicó que 12,000 millones de pesos corresponden a subestimación por ingresos locales, que corresponde al mínimo en los cinco años anteriores; recordó que la Ley de Ingresos del 2017 incrementó de manera histórica su estimación respecto a la del año anterior.

“Esto demuestra que colocar en la agenda el tema de la correcta estimación de los ingresos sí da resultados. Sin embargo, parece que la subestimación se hace a propósito para tener más recursos disponibles que no son distribuidos con total transparencia”, destacó.

Respecto a los egresos, el diputado panista explicó que el monto de gasto ejercido fue superior en 28,000 millones de pesos a lo aprobado y “que son las conocidas ampliaciones presupuestales, siendo menores en 11,000 millones de pesos a las del año pasado”.

Atayde Rubiolo celebró que el gasto destinado a las delegaciones haya presentado un aumento, pasando de 14.9 a 17.9%, respecto al gasto total.

Expuso que el gasto total para las demarcaciones fue de 35,000 millones de pesos, el máximo destinado durante la gestión de Miguel Ángel Mancera Espinosa al frente del gobierno capitalino.

“El 2017 registra un gasto de capital o infraestructura igual respecto al 2016 e incrementó 40% respecto a lo aprobado. Al cierre del 2017, la Hacienda pública de la Ciudad de México registra un remanente por 10,000 millones de pesos. Una parte irá a nutrir el Fondo de Desastres Naturales”, explicó.

Andrés Atayde abundó que la deuda pública del 2017 se situó en 4,000 millones de pesos, siendo el mínimo desde el 2009, en relación con el gasto total del gobierno de la ciudad.

estados@eleconomista.mx