Puebla, Pue. En el 2017, un total de 5,000 hectáreas de cultivos dentro del territorio poblano fueron afectadas de forma parcial, por el derrame de combustible proveniente de tomas clandestinas en los ductos de Pemex; sin embargo, su reparación resulta costosa para los campesinos.

Así lo dijo el delegado estatal de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), Hilario Valenzuela Corrales, tras explicar que los productores afectados pueden recibir algunos apoyos a través de un esquema de seguros, por el daño a sus cosechas, pero este pago es diferente al daño por cuestiones climatológicas, por ejemplo.

“Nosotros hemos propuesto tecnología para la remediación de los suelos. Es costosa pero existe tecnología para atenderlos. Los productores han gestionado con la paraestatal (Pemex) la remediación de los suelos”, comentó.

Por lo que se refiere al seguro por daños climatológicos, Valenzuela Corrales explicó que en el último año se atendió a ocho 1,500 personas y se les indemnizó con 86 millones de pesos, ninguno por derrame de hidrocarburo.

A través del seguro catastrófico entre  2015 y 2017 se realizó una inversión por 834 millones de pesos para asegurar el 100% de la superficie agrícola en la entidad.

“Con el seguro catastrófico se apoyaron a 96,368 productores siniestrados e indemnizando con un monto de 264 millones 950,000 pesos”, apuntó