Un mes después de la nacionalización de la petrolera YPF, el director ejecutivo Miguel Galuccio tuvo su bautizo al frente de la mayor compañía de Argentina. El elegido por la presidenta Cristina Fernández para conducir la empresa trazó las primeras líneas concretas del dibujo que quiere para la compañía en los próximos años.

Frente a más de 800 personas que asistieron al hotel Sheraton de Retiro, Galuccio aseguró que la empresa necesita 35,000 millones de dólares para aumentar 26% su producción de petróleo y gas hacia el 2017. Aunque dio pistas con respecto al origen de esos recursos la mayor parte corresponderán a fondos propios de la empresa, que se complementarán con inversores tecnológicos, socios financieros, empresas grandes y de menor porte , no dio pautas precisas.

El año pasado, YPF tuvo un beneficio de 1,090 millones de dólares. Galuccio necesitará 5,910 millones desde fuera de la empresa para financiar su plan en un año y llegar a los 35,000 millones en cinco años. Vamos a buscar socios. Diseñamos modelos de negocios que permitan acomodar distintos tipos de socios y que nos permitan generar valor , aseguró Galuccio.

El dirigente indicó que los fondos de pensiones suelen invertir en energía. Queremos que Argentina pueda pasar de ser importador a un país exportador. Queremos que YPF sea el líder de gas no convencional en Latinoamérica y un referente mundial en el desarrollo de yacimientos maduros , aseguró el presidente de la empresa.

De cerca lo escuchaba la presidenta Cristina Fernández y en el escenario estaban todos los directores designados el lunes en la empresa por el Estado, entre los que se destacaba el viceministro de Economía, Axel Kicillof.

Un grupo de jóvenes de la agrupación La Cámpora se expresabacon cánticos. Es mejor tenerlos cantando que indignados en España , justificó Fernández.

La petrolera precisó que el incremento de su producción provendrá del rejuvenecimiento de yacimientos maduros y del inicio de la explotación del gigantesco campo de hidrocarburos no convencionales de Vaca Muerta. Galuccio aseguró que se aceleró el plan de inversiones 40% para alcanzar a perforar 746 pozos este año . En el 2013, según la promesa del ejecutivo, YPF perforará otros 1,000 pozos, con lo que equiparará el nivel de actividad de 1996, cuando Galuccio comenzó a hacer su camino en el mundo de los hidrocarburos.

El año que viene, la empresa realizará dos pruebas en la formación Vaca Muerta, con una inversión de 1,360 millones de dólares. De ser exitosos, la compañía argentina encarará desembolsos por 12,000 millones de dólares.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica