Las empresas y los negocios deberían existir no sólo para ganar dinero y poder sino necesitan una reflexión más profunda sobre qué tipo de impacto positivo se desea crear y sobre todo cómo se quiere servir a la sociedad, un propósito más allá de las ganancias, o al menos eso cree Raj Sisodia uno de los miembros fundadores de la filosofía del Capitalismo Consciente .

El Capitalismo Consciente es una filosofía que se basa en la idea de que poco a poco comienza a trascender una nueva forma de capitalismo que busque cambiar la mentalidad con la que se desarrollan los negocios actualmente pero manteniendo el potencial para hacer crecer las empresas mientras se avanza en la calidad de vida de las personas. Se trata de una combinación entre generar valor y al mismo tiempo ofrecer valor humano. Las empresas deben ser un lugar curativo y no un espacio para dañar a las personas, dijo Sisodia.

No hay que saber mucho sobre teoría económica para percatarse de la evidente disparidad que produce el capitalismo, en casi cualquiera de sus fases. Actualmente es el sistema económico hegemónico a nivel mundial, y uno de los problemas más evidentes de la práctica en situaciones reales, es la inequidad económica. Un reporte divulgado este año por la organización no gubernamental , Oxfam, reveló que ocho personas del mundo, son dueñas en total de casi la mitad de la riqueza del planeta y 62 súper millonarios tienen la misma cantidad de dinero reunido que la mitad más pobre del planeta, unos 3.5 miles de millones de personas.

En el 2010, en el mundo existían 388 millonarios que controlaban la mitad de la riqueza del mundo. Actualmente, la riqueza de las 62 personas más adineradas del planeta se estima en 1.76 billones de dólares, un 44% más que hace cinco años. Mientras tanto, los 3,500 millones de personas más pobres han visto como su riqueza disminuye en más de un billón de dólares, o 41%, en el mismo período, esto a pesar de que la población mundial ha aumentado en unos 400 millones de personas.

En otras palabras, según el Foro Económico Mundial, el 1% de los ricos a nivel mundial posee la mitad de la riqueza monetaria del mundo, y el 50% del total de los ricos a nivel mundial tiene en su poder el 99% de la riqueza económica del mundo.

El Capitalismo Consciente no concibe la idea de prácticas abusivas por parte de las empresas y requiere de una regulación mínima que incluya también a las empresas que no lleven a la práctica esta filosofía, de otra manera no habría la posibilidad de competir en igualdad de condiciones entre empresas que sí practican el Capitalismo Consciente y las que no, Creo que las buenas regulaciones deben estar dentro de los intereses de las buenas compañías y por lo tanto las empresas pueden decidir qué papel jugarán dijo Raj Sisodia en entrevista para El Economista.

Para ayudar en este tipo de regulaciones, Sisodia no descarta la posibilidad de que los gobiernos actúen como entes reguladores para ayudar al equilibrio creando reglas que promuevan el tipo correcto de competencia y además identificar y eliminar las malas prácticas dijo Sisodia.

El Capitalismo Consciente busca mostrar a los directivos de las empresas mostrar cómo se pueden obtener beneficios económicos evitando caer en efectos secundarios relativos a las prácticas económicas y la búsqueda de la maximización de la utilidad. Todo tiene una consecuencias de lo que se hace, pero existe la posibilidad de tener un espectro de efectos de calidad derivados de la actividad económica, internalizando las consecuencias dijo Sisodia.

Al final, según el co-fundador de la tecnología, la meta sería hacer más bien a la sociedad que el mal que se hace.

Uno de los retos más grandes a los que se enfrenta la filosofía propuesta es la lucha constante contra los valores sistemáticos ya arraigados en la cultura empresarial, que se preocupa exclusivamente en la generación de dinero, así que mientras no se cambie esta manera de pensar, no se cambie la escala de valores que predomina entre estos líderes empresariales, será muy difícil de cambiar hacia los planteamientos de la propuesta de Sisodia. Actualmente han logrado colocar el mensaje del Capitalismo Consciente en 72 empresas. De ellas, no todas están aplicando la filosofía al 100 por ciento.

rarl