El pionero de los coches autónomos Waymo anunció el martes que comprará hasta 20,000 sedanes eléctricos de Jaguar Land Rover para ayudar a hacer realidad su visión de un servicio de transporte sin conductores.

El compromiso significa otro paso en la evolución de Waymo de lo que fuera un proyecto secreto iniciado en Google hace nueve años a una empresa escindida que se prepara para un intento audaz de remodelar el negocio del transporte.

El acuerdo con Jaguar ampliará una flotilla de coches autónomos que Waymo ha ido construyendo gradualmente en colaboración con Fiat Chrysler desde 2015. Waymo equipó inicialmente alrededor de 600 minivans Pacifica con su tecnología de autoconducción antes de negociar la compra de "miles" de vehículos más.

Las minivans serán parte de un servicio de transporte que Waymo planea lanzar en Phoenix a finales de este año. Si todo sale bien en esa ciudad de Arizona, Waymo espera expandir el servicio a otros estados.

Jaguar entregará sus vehículos para el servicio de Waymo de taxis sin conductor entre 2020 y 2022. Los 20,000 sedanes modelo "I-Pace" proporcionarán hasta un millón de viajes al día, según Waymo.

No se revelaron los términos financieros del acuerdo entre Jaguar y Waymo. El precio inicial del sedán I-Pace de Jaguar es de unos 70,000 dólares, una cifra que si se multiplica por 20,000 vehículos a precio de menudeo suma 1,400 millones de dólares.

La alianza con Jaguar le dará a Waymo una forma de atraer a los pasajeros que quieran viajar en un coche más lujoso o evitar la contaminación directa causada por los vehículos con motor de gasolina.

Los planes del servicio de transporte sin conductor de Waymo representan una amenaza potencial para Uber y Lyft, los primeros líderes en ese campo aún en desarrollo. Tanto Uber como Lyft intentan protegerse de Waymo desarrollando sus propios vehículos autónomos, a pesar de tener un comienzo tardío en esa tecnología.