De haber un manejo sanitario prudente de la pandemia de Covid-19, los flujos de turismo global podrían volver al nivel que tenían previo a la crisis en un plazo de 18 meses, estima el Consejo Global de Viajes y Turismo (WTTC).

No obstante, ese plazo es un promedio, pues la velocidad de recuperación será diferente en cada región del mundo, dependiendo de aspectos como la definición y apego a protocolos sanitarios, el avance de la vacunación e incluso la inversión en tecnología para garantizar la seguridad sanitaria en la movilidad de personas, afirmó Gloria Guevara, presidenta del WTTC.

“Nosotros esperamos que volvamos a los niveles (de flujos turísticos) del 2019 en 18 meses a más tardar. Siempre y cuando tengamos un protocolo de movilidad internacional, la reapertura de forma organizada, que se continúe con la vacunación y se invierta en pruebas rápidas”, destacó en entrevista.

En general, el WTTC espera una recuperación más lenta en América Latina, entre otras cosas por la fuerza con la que la pandemia ha golpeado la región y por las limitaciones de los gobiernos para invertir en subvenciones al sector turístico, no obstante, se registran experiencias destacables de países que están invirtiendo en tecnología y protocolos para hacer viajes seguros, lo que les permitirá una reactivación más acelerada.

“Un país tan pequeño como Aruba ha invertido mucho para hacer una experiencia sin contratiempos en el aeropuerto minimizando los contactos con los pasajeros; también está República Dominicana, en donde se ha invertido en dispositivos para detectar si el viajero tiene Covid en cuatro minutos solo con un soplido”, ejemplificó la ejecutiva.

La que fuera secretaria de Turismo de México durante el sexenio del expresidente Felipe Calderón, destacó también que los países en donde el gobierno ha invertido en apoyos para el sector tendrán una reactivación más rápida y lamentó que en México el gobierno descartara otorgar ayudas para mantener los empleos en el turismo.

“Entiendo que México no quiso endeudarse, pero este no es el momento de ahorrar, es el momento de invertir. De qué sirve haber ahorrado si cuando ya haya pasado la pandemia el ecosistema del sector estará ya muy deteriorado”, afirmó y ejemplificó con el caso de los hoteles, que cuando llegue el momento de su reapertura, podrían perder capacidad de operación y más empleos si sus proveedores (lavanderías, cafeterías, etc.) ya no están al no sobrevivir tras la crisis.

Destacó que, de acuerdo con el análisis del WTTC, México ha sido un caso excepcional en este tema, pues “todos los países, hasta los más pequeños han otorgado algo en la medida de sus posibilidades”.

El WTTC, que agrupa a las mayores empresas globales del sector turístico, calculó que el año pasado los viajes internacionales cayeron 73% y los nacionales 45%, lo que equivalió a 4.7 billones de dólares que dejaron de facturarse y afectó a 174 millones de empleos.

Para este año, estima que se podrían recuperar entre 80 y 111 millones de empleos. Nosotros estamos optimistas. Esperamos a partir de abril ver una recuperación y tener un verano fuerte (…) hay mucha gente que está deseosa de viajar”.

Guevara Manzo prevé que, pese a todo, en el proceso de reactivación turística se abren grandes oportunidades para México, pues los viajes de media distancia –como los de Estados Unidos a México– son los primeros que se recuperarán, por lo que el país debería acelerar su proceso de vacunación y apuntalar su estrategia para dar seguridad al viajero.

Confió en que la cumbre del WTTC a celebrarse en Cancún del 25 al 27 de abril próximos –a la que se refirió como el Davos del turismo global– será una plataforma inigualable para mostrar al mundo que existen condiciones para una reactivación segura del turismo y para México será “el parteaguas de la recuperación”.

octavio.amador@eleconomista.mx