Aunque el año pasado resultó positivo para la comercialización de vehículos en México, por colocar 1 millón 135,409 unidades, la industria automotriz no logró romper la barrera de ventas del 2006, de 1 millón 139,718 automotores, lo que indica el rezago del mercado doméstico, aseveró Guillermo Rosales, director de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA).

De enero a diciembre del 2014, los distribuidores comercializaron 6.8% más vehículos respecto del 2013, esto es 72,046 unidades adicionales, gracias a los plazos y tasas de financiamiento más accesibles.

En conferencia de prensa, Rosales explicó que en el 2014 la venta de autos compactos cayó 3.2%, comercio que se desplazó a unidades más pequeñas, pues los subcompactos repuntaron 17.9 por ciento.

El segmento de compactos colocó un total de 302,478 unidades durante el 2014, 9,996 menos respecto del 2013, y los de lujo vendieron 62,223 vehículos, 396 menos, es decir, una contracción de 0.6 por ciento. Los subcompactos vendieron 374,254 automotores, 56,840 adicionales y una recuperación de 17.9%; los deportivos comercializaron 6,295 unidades, 585 más y 10.2% de variación; usos múltiples ubicó 234,846 autos, con 16,167 adicionales en 6.1% de avance y camiones pesados vendieron 1, 638 unidades, 15 más y 0.9 por ciento.

Mencionó que ha costado cinco años recuperar los niveles de venta hace una década y el país se encuentra lejos del potencial de ventas que posee, puesto que se enfrenta a una menor deducibilidad de impuestos con la adquisición de unidades y pervive una alta importación de vehículos usados.