Un Tribunal resolvió que el Juez Segundo de Distrito en Materia Civil de la Ciudad de México Benito Arnulfo Zurita incumplió una sentencia de amparo, que le ordenaba proteger a Grupo Oro Negro, conforme al artículo 87 de la Ley de Concursos Mercantiles, para evitar la ejecución de garantías, llevada a cabo por bonistas, y para que el grupo corporativo permaneciera.  

La resolución del Octavo Tribunal Colegiado en Materia Civil del Primer Circuito muestra que la ejecución de las garantías, llevada a cabo por los bonistas es violatoria de las leyes mexicanas. 

El Juez Segundo de Distrito en Materia Civil deberá llevar a cabo los actos necesarios para dejar sin efectos dichas ejecuciones y asegurar el cumplimiento de la protección constitucional a Grupo Oro Negro.

Ante ello, ahora tendrá que ordenarse que los bonistas devuelvan a Grupo Oro Negro las sociedades de Singapur de las que dicen haber tomado control, así como las plataformas marinas que pretendían vender. 

Esta decisión significa un revés para los bonistas, quienes tendrían que indemnizar al Grupo Oro Negro por daños y perjuicios que le causaron durante meses de litigio y el deterioro de su empresa.

La resolución fue tomada unánimemente por el magistrado presidente, José Juan Bracamontes Cuevas, la magistrada María del Refugio González Tamayo y el magistrado Abraham S. Marcos Valdés.